Expresa su absoluta confianza en el bloque ahorrador

Toma cuerpo el reto de Lorente

El jovencísimo colocador almeriense debuta de verde en el tercer set frente a UBE L’Illa Grau realizando una gran conducción de Unicaja Almería, disfrutando y demostrando que se prepara muy duro día a día


| noticias

Los trenes pasan por la vida y ya se sabe que se cogen o no, sin tener nunca las cosas claras a priori… o sí. Rubén Lorente quiso volver a casa tras dos años en la Permanente y uno más por tierras cántabras, pero ni mucho menos debe sonar a ocaso de una carrera sino todo lo contrario. De hecho, la de este colocador de la Nueva Andalucía, uno de los barrios más vivos de Almería, no ha hecho nada más que comenzar. La expresión que se puede aplicar, siendo consciente de ello, es la de pasar de cabeza de ratón a cola de león, de ser importante en Cabezón de la Sal a asumir que de partida se tiene por delante nada menos que a uno de los mejores colocadores de la Superliga como es Ignacio Sánchez.

Lorente tomó la decisión para buscar más y más: “Es un reto, porque yo allí estuve muy feliz y muy contento, pero siempre hay que probar retos; aquí me viene bien también por mi vida académica, que es algo a tener en cuenta, y vengo a aprender muchísimo con jugadores de mucha experiencia, de mucha calidad; todo lo que pueda coger de ellos, jugar, robarle minutos a Ignacio… eso es para mí y me lo llevo yo, así que el objetivo que me planteo es aprender ante todo, estar aquí con la actitud de ir a más y también que Ignacio no se duerma en los laureles –en tono jocoso-“. Tras dos partidos sin contar con minutos, a la tercera fue la vencida y se insufló más motivación saltando a cancha frente a UBE L’Illa Grau.

Era el único jugador que restaba por jugar y mediado el tercer set Piero Molducci lo reclamó en pista: “Ya me estaban diciendo Jorge Soriano y Guille Carmona que calentase, que el set iba bastante bien, y cuando ya lo ha visto oportuno el míster he salido; la verdad es que en ese momento no piensas nada que no sea salir lo mejor posible, estar lo más suelto que puedas, porque si no estar agarrotado va a estar en tu contra, y la verdad es que me he visto bien, me he visto seguro”. Si la cara es el espejo del alma, en Lorente reflejaba una enorme felicidad: “Estoy muy contento, porque la verdad es que cuanto tienes la oportunidad de jugar te da mucha alegría y ganas de hacerlo lo mejor posible”.

A esa nube ayudan los demás: “Sales con esa gran sensación de apoyo de los compañeros, así que ahora estoy muy feliz, siempre con ganas de tener más, pero ciertamente muy contento”. El buen ambiente que se respira en el vestuario de la presente temporada es fundamental: “Entrenamos muchas horas juntos, llevamos mucho tiempo trabajando todos, y estoy agradecido porque no solo es el juego, sino el apoyo anímico, por el apoyo moral que te dan, que hace que salgas con una tranquilidad cuando ellos ya están rodados y tú entras frío desde fuera; la verdad es que eso hace muchísimo y es muy de agradecer de su parte”. El bloque de este Unicaja Almería está muy solidificado por las buenas relaciones.

Se valora mucho la intensidad en los entrenamientos por parte de los jugadores, todos conscientes de que están para ser mejores: “Es muy importante que haya esa competitividad interna, siempre siendo sana, que es lo que marca ese buen rollo; eso hace que nos exijamos unos a otros más y que nuestro objetivo sea ese, que no se note tanto la diferencia cuando considere Piero que no debe de estar un titular”. Es la vía para que “los partidos sigan en la mejor línea posible tanto si hay uno en pista como si hay otro”. En el caso de Rubén Lorente, el debut es acicate: “Tienes en mente que es una alegría, pero siempre hay que venir con las mismas ganas, el mismo esfuerzo y la misma ilusión”.

Lo resume el almeriense con que “siempre hay que estar al pie del cañón” y por eso se lo toma en su justa medida sus primeros minutos en pista: “No influir una cosa en otra, pero evidentemente eso es un subidón y un plus”. Además, en medio set, y siendo colocador, hacer dos puntos no es habitual. El primero llegó con un bloqueo muy poderoso, y el segundo en una dejada en segundo toque de bella factura. Encima, al otro lao de la red, un amigo: “Estuve dos años en Palencia con Sergi Reñé, viviendo juntos en la misma residencia y la verdad es que solo tengo palabras buenas de él; tenemos una buena amistad, cuando podemos nos vemos o hablamos por teléfono y la verdad es que me da mucha alegría”.

Centrado en su objetivo, semana dura de preparación y primer escollo de los que se marcan en rojo al fondo: “Soria sabemos que es un equipo muy completo que se ha reforzado bien este año, en su pista es muy complicado jugar, pero yo confío en el grupo que tenemos, en seguir haciendo el mismo papel que estamos realizando, solventando bien la papeleta, y va a salir todo bien”. Eso sí, le gusta Río Duero y no tanto Los Pajaritos: “Lo que más destaco de ellos es la unidad que tienen jugando, es un equipo muy peleón, muy guerrillero, por lo menos cuando he jugado allí así ha sido, y es un campo en el que no te terminas de adaptar bien, con la incomodidad de que de que ellos sí están en su zona de confort, y se sufre”.