superliga masculina de voleibol
El equipo está listo

Ojos de Fran Ruiz encendidos para iluminar el camino

El receptor cordobés otorga un gran valor a la victoria ante Vecindario en el proceso de preparación de Unicaja Almería hacia el doblete y da fin a una lección de profesionalidad que comenzó en la pretemporada


| noticias

En las filas ahorradoras hay dos ‘Franes’, ambos Francisco J. y andaluces, juegan en la misma posición y son de la Selección. De estilos parecidos, hay cosas que los diferencian para mayor grandeza del equipo verde, si bien lo más importante que les hace confluir es su grandeza humana. Francisco Javier Iribarne se estrena en play off, y por ello tiene una enorme suerte de tener a su lado a Francisco José Ruiz, todo un ‘veterano’ en esa situación límite del todo o nada. Cada cual tiene su ‘liturgia’ particular y el cordobés es ejemplo: “Intento no pensar de más y lograr mantener los nervios controlados, aunque es inevitable a veces ponerte demasiado nervioso, así que lo contrarresto pensando en disfrutar y dar mi mejor versión, y todo lo demás llega solo”. Es su fórmula, que aplicada a Unicaja Almería puede sumar la docena.

Fran Ruiz es una estrella del voleibol en este país y uno de los más reconocidos en Europa, habitual de los ‘highlights’ que alimentan las redes sociales por el resultado de la sorprendente combinación de su altura/salto/potencia de ataque. Pero lo que hay detrás de esos pocos segundos de explosividad son muchas horas de trabajo duro y sacrificio, de transpirar voleibol por sus poros. A punto de cumplir los 28 años, edad a la que puede llegar con otro título más bajo el brazo, nada de todo ellos le hace perder la humildad con la que ha conquistado también el corazón de Almería, partiendo como suplente, pero siendo decisivo cuando se le ha necesitado. No habla nunca en individual, tirando del plural en seguida: “Todo lo que esté en mi mano, lo daré, al igual que mis compañeros, para que la liga sea nuestra”.

El cordobés, competidor nato, no puede evitar visualizar la victoria, por lo que sus ojos ya están encendidos iluminando el camino ahorrador hacia la duodécima: “Muy bien, así llego a este momento, tanto física como mentalmente, ya que no tengo otra cosa en mi cabeza que sea ganar”. Ya sabe lo que es el doblete y además lo tiene muy reciente, hace dos temporadas en Ca’n Ventura antes de vivir la experiencia de una temporada en Italia. Está de vuelta, está hambriento y está preparado para unos play offs que asustarían a cualquiera: “La otra semifinal entre Teruel y Palma será tan igualada como la nuestra, ya que quedaremos aquí los cuatro equipos que hemos demostrado el mejor vóley de toda la temporada y los cuatro tenemos ganas de ganar la liga, así que daremos el 1.000 x 1.000, seguro”.

Es la ‘fórmula del millón’, por tanto, la que el cordobés aplica a una fase apasionante de la Superliga más igualada de los últimos tiempos, en la que la realidad supera a lo políticamente correcto al considerar a cualquiera de los cuatro candidatos como los favoritos al título. Por ello, cuantos más, mejor, y Fran Ruiz inicia el reclutamiento en la grada del Moisés Ruiz, ese pabellón que tenía ganas de que fuese el suyo en este momento de su carrera: “Ahora es cuando más los necesitamos, porque llega el momento más bonito de la liga, el importante; ahora más que nunca necesitamos el apoyo de esa afición que no nos ha fallado en todo el año”. Resta un partido solo de la fase regular, y para él hace el llamamiento como último ensayo antes de que cada partido tenga un peso mayor que tres, dos o un punto.

Viene Textil Santanderina para cerrar la fase regular en Almería, en donde quiere que comience la semana siguiente el play off, y no será fácil: “Textil dará su 300%, ya que es su último partido de la temporada y ya no tiene nada que perder, así que nosotros tendremos que dar nuestro mejor juego y conseguir la victoria como sea”. La segunda plaza está en juego, y con ella el factor cancha para efectivamente, a la semana siguiente, no tener que planificar viaje a Ibiza, un rival en el que prefiere no pensar porque es más importante hacerlo respecto a si mismo: “Solo pienso de cara a la semifinal que jugaremos contra ellos en hacer nuestro mejor juego y estar, sí o sí, en la final”. Eso sí, prefiere empezar en casa: “Visto lo visto, sí -risas-; aún nos queda un último test este fin de semana y coger el factor cancha”.

En todo caso, tras la victoria ante Vecindario ACE Gran Canaria en el pabellón de Santa Lucía de Tirajana, las cosas han cambiado en la mente de los ahorradores al respecto de la famosa ‘asignatura pendiente’: El equipo supo luchar desde el primer punto hasta el último, logró una gran victoria y con ella pienso que hemos dado un gran paso, que hemos cogido mucha confianza como visitantes”. Titular sobre pista, Fran Ruiz elogia la aportación de su nuevo compañero, que igualmente salió desde el inicio en las latitudes canarias: “Muy bien, Matheus es un gran chico y nos está ayudando muchísimo en todos los aspectos”. El central brasileño es la pieza que le venía faltando al bloque ante la baja de Parres, al que se confía en recuperar justo para esta parte decisiva del campeonato que ya se afronta con determinación.

El receptor cordobés, experimentado en mil batallas, considera muy positivo la ruta que el club ha emprendido para poder finalizar en competición europea la próxima temporada: “Sí, es algo que te hace crecer como jugador y como persona, es algo importantísimo para el equipo y también, como no, para la ciudad”. Ganado ya otra vez el derecho, sería perfecto hacerlo coronado como campeón de Superliga 18/19 y buscar llegar lo más lejos posible en la máxima competición, pero esos son solo castillos en el aire y a Fran Ruiz lo que le gusta es vivir el momento.