superliga masculina de voleibol
A por todas

El play off recibirá por primera vez al Iribarne más letal

El receptor de Unicaja Almería rompe "por fin" el "bucle de lesiones" en el que se ha visto gran parte de la temporada y llega "al cien por cien"


| noticias

Lo de que Fran Iribarne va de menos a más es algo incontestable, siempre, eso sí, con la misma carga de motivación, la máxima desde que comenzó la temporada, y sin embargo ahora en perfectas condiciones para hacer uso de ella. Unicaja está de enhorabuena por saber que cuenta con el receptor almeriense llegando a su mejor versión justo en el momento de la verdad. Como siempre, no solo es lo que aporta en pista cuando se le reclama para el juego, sino el elevadísimo grado de intensidad que pone a los entrenamientos. Ante la pregunta ‘¿estás preparado para el play off?’ la respuesta no podía ser otra: “Sí, por supuesto, física y sobre todo mentalmente”

Este fin de semana se han quedado cerrados definitivamente los cruces de ‘semis’ por el título de liga, confirmándose, al no producirse ‘sorpresas’ en los marcadores, lo que ya todo el mundo tenía en mente. A Unicaja Almería le tocará buscar la que sería su décimo tercera final consecutiva midiéndose al muy poderoso Ushuaïa Ibiza Vóley, en estado de gracia en esta fase final de la competición, algo que no escapa ni a Iribarne ni a sus compañeros: “Un cruce muy difícil; como se está pudiendo ver, Ibiza está compitiendo a un gran nivel tanto fuera como dentro de casa”. Si el cuadro pitiuso cayó en los cuartos de final de la Copa del Rey muy mermado por las bajas, ahora sí va al completo de efectivos, pero sobre todo piensa que es su momento.

El ‘problema’ que se va a encontrar es que los ahorradores también lo ven así, y se han ‘completado’ también con la llegada de Matheus para volver a tener un bloque muy compacto: “Estamos en una línea muy en ascendente, sinceramente la llegada de Matheus nos ha ayudado muchísimo, ya que es un gran jugador, con mucha experiencia, y es una gran persona, que sin duda nos viene genial para lo que viene a la vuelta de la esquina”. Será su primera vez en la parte final de la competición al llegar a su tercer año, pero sabe perfectamente de qué va este periodo: “Al final, en los play off no se juega como en liga regular, todo equipo que llegue a este momento de la competición juega a su mil por cien y es difícil decantarte por alguien”.

Se refiere Iribarne al otro cruce, igualmente de muchísimo nivel, que jugarán el que será primero de la fase regular y el que concluirá cuarto: “Teruel tiene un grandísimo equipo, al igual que Palma, así que en cualquiera de las dos semifinales es difícil de adivinar quiénes serán los que pasarán a la final”. Lo que no está decidido es si se comenzará en Almería o se hará en Ibiza, puesto que la segunda plaza no está aún asegurada. Unicaja tiene ‘la sartén por el mango’, pero deberá confirmar que tendrá factor cancha a favor venciendo a Textil Santanderina este sábado: “Esperamos a un equipo que ya no tiene nada que perder, cuyos jugadores supongo que vendrán al cien por cien, sin presión alguna, y no nos regalarán nada”.

Por eso será importante, como siempre, el apoyo de la afición, a la que el almeriense dedica unas palabras: “Que vengan a disfrutar y a ayudarnos en este último partido de liga regular antes de un emocionantísimo tramo final en el que serán vitales para nosotros”. En ese sentido, el receptor tiene claro que sí que prefiere comenzar en el Moisés Ruiz y hacerlo además apretando el acelerador desde el inicio de la serie: “Sí, es muy importante, porque se quiera o no, siempre se juega mejor en casa, con la ayuda de la afición, y pienso que es realmente fundamental empezar la semifinal ganando, ya que se ha visto que allí en Ibiza es muy complicado jugar y no podemos desaprovechar la oportunidad de jugar los primeros partidos en casa”.

Eso sí, la versión de visitante de Unicaja Almería dio una muestra de lo que es capaz de hacer en una pista que todo el mundo califica como muy complicada, la de Santa Lucía de Tirajana. De hecho, esa fue la lectura que vio oportuno extractar el bloque de Manolo Berenguel, sabiendo las palabras del míster sobre la mejora obligada en el juego a domicilio: “Jugamos un buen partido, en el que demostramos que fuera de casa también competimos bastante bien ante un gran rival”. Hubo varios largos periodos de juego en los que no se dio opción a Vecindario ACE Gran Canaria, por lo que la ‘asignatura pendiente’ efectivamente se sacó adelante, pero Iribarne quiere sobresaliente en ella: “Podemos estar contentos, pero queremos más, no basta”.

Dada su gran calidad humana, no va a poder evitar estar pendiente este sábado de un choque dramático que se jugará muchos kilómetros al sur, en la Melilla que fue su casa y su entrada a la Superliga: “Los dos equipos, también el Barça Vóley, se merecen estar en la Liga, pero sobre todo Melilla porque le tengo un cariño especial por haber pasado dos años allí”. Está claro que la emoción no solo se vive por arriba, sino también por abajo: “Pienso que ese partido va a ser como una final, los dos son buenos equipos y estoy seguro de que ninguno querrá descender, así que darán un gran espectáculo y no se dejarán nada dentro”.

Cerrando como empezó, el mejor Fran Iribarne está ahora vestido de verde y quiere el doblete: “La verdad es que pasé una etapa de la que no lograba salir de ese bucle de lesiones, pero ya me encuentro al cien por cien, como todos mis compañeros, para afrontar el último y más importante tramo”. Además, quedará mucho por lo que pelear después, también en Europa: “Sería una experiencia muy bonita, algo que le vendrá súper bien al voleibol español, al club y también a la ciudad de Almería, que se paseara de nuevo su nombre por todo el continente entre los mejores equipos”.