superliga masculina de voleibol
Llega lo bueno

El ‘libro gordo’ de Víctor Viciana sobre los play off

El colocador almeriense repasa los aspectos clave de la semifinal ante UshuaÏa Ibiza Vóley, pasando por el control del error propio de Unicaja Almería y por la importancia de haber mantenido factor cancha a favor


| noticias

Acaba el último partido de la fase regular y quienes conocen a Víctor Viciana saben que no anda muy satisfecho. Pese a ello, atiende a los aficionados en la grada y a un juvenil que se le acerca en pista para comentar con el ídolo alguna acción: “Sobre todo vienen con esas ganas de aprender cosas nuevas, te preguntan y qué mínimo que intentar ayudarles, algo que para nosotros es un orgullo”. Y sí, efectivamente no le dejó buenas sensaciones la victoria sobre Textil: “Un poco agridulces, quizá, porque pegamos unos bajones muy bruscos de intensidad y de calidad, cometemos muchísimos errores, seguimos con el error no forzado, y eso tenemos que cambiarlo a la hora de afrontar las semifinales, en las que un error se paga”.

No lo puede evitar, competitivo por naturaleza, machacar cada balón con la mente y ponerle solución: “Por desgracia, como dice siempre Manolo, es el único deporte colectivo en el que el error es punto para el otro, y eso hay que corregirlo, porque nos está dando muchos dolores de cabeza”. En todo caso, en frente hubo un rival de gran entidad: “Santander es un equipo que a mí me gusta mucho jugar contra él, ya sea por el público que tienen, que es excepcional, que es increíble cómo se pone aquello, y aparte por lo que consigue Marcos siempre con equipos entre comillas de bajo presupuesto, que es apretar mucho las tuercas y hacer que mejoren mucho los jugadores jóvenes que van allí, y la verdad es que es una pasada jugar contra ellos”.

Pero la mente, inevitablemente, se iba al nuevo escenario que hay que afrontar en la lucha por la duodécima Superliga, que será complicado: “Para mí es el mejor Ibiza con el que nos hemos encontrado no en los últimos años, sino de siempre; tiene una calidad física y técnica que nunca han tenido y la verdad es que con un técnico como Piero Molducci, siempre mejorando”. Eso sí, es “un equipo al que se le puede ganar, evidentemente no es imbatible, pero hay que jugar muy bien para hacerlo; en bloqueo es muy fuerte, en ataque es muy fuerte, saca muy bien, hacen muchas cosas bien, pero también cometen errores”. En conclusión, “al final se va a llevar el partido el que menos errores cometa y el que sepa jugar más de tú a tú”. No hay equivocación en usar la palabra ‘partido’, porque es la vía.

De hecho, Viciana insiste en ello: “Va a ser un partido espectacular, tengo muchas ganas de jugar contra ellos porque son un gran equipo, y de verdad que espero que salgamos victoriosos”. La explicación es sencilla: “Para mí el play off es un partido, o sea, primer partido, el segundo es otro totalmente diferente; he jugado muchísimos play offs, muchos tipos, he perdido el primero y he ganado el segundo, he perdido los dos y he remontado, he perdido… al final es importantísimo cada partido, ganar aquí y perder el siguiente supone que se abren de nuevo y otra vez tienes que pensar en que no hemos hecho nada, así que soy de ir partido a partido y no pensar en más allá, en ‘si ganamos uno mañana podemos…’, no, porque entramos en el error que solemos cometer, que es bajar la intensidad”.

En el último referente entre ambos equipos “Ibiza jugó partidazo” pero el colocador almeriense saca de positivo algo clave: “Cometimos una cantidad de errores que fue apabullante, fueron casi dos sets que regalamos al rival, con unas sensaciones muy extrañas los dos primeros de incapacidad de poder hacer nada, con un Ibiza que bloqueaba genial, sacaba mejor, atacaba mucho mejor, defendía más que en su vida, como jamás los había visto, puede ser que porque Piero le esté apretando las tuercas a más de uno y esté mejorando; es lo que suele hacer Piero, con él o se mejora o te destroza, pero me llevo la sensación positiva de aun jugando así, con tantísimos errores, tan pocas buenas sensaciones, fue un 3-2 y podríamos haber ganado perfectamente”.

En esa línea deja claro que “perder un partido jugando muy bien, es una ‘putada’, perder así es ‘¡uf, no podemos ganar esto!’, pero casi ganar un partido jugando tan rematadamente mal como jugamos… se abren todas las opciones”, asegura: “Lo veo más parte de nosotros mismos que de lo que sean capaces ellos de hacer”. El factor cancha, además, será un aliado: “Es muy importante porque a nosotros no sé qué nos pasa, pero nos cuesta mucho jugar fuera de casa; contra los equipos más grandes no hemos ganado ninguno, nos influye mucho el tema de la pista, no sé por qué, y sin duda el factor cancha para mí era lo principal que debíamos ganar y los dos últimos partidos han sido dos finales para nosotros para poder quedarnos con él a favor y empezar aquí en casa”.

Además, está en lo que siempre confía, ahora incluso más reforzado con la última incorporación ahorradora: “Cuando se hizo el equipo, se hizo de mucho carácter, hay muchos jugadores de mucho carácter, jugadores que saben cuándo sacarlo, lo que es algo importante, saber cuándo hay que hacerlo; hasta ahora lo hemos demostrado y Matheus, para mí, ha dado un salto de calidad al equipo bastante grande, un jugador muy experimentado, que siempre está en el sitio, es muy cómodo jugar con él, hace prácticamente todo bien y la verdad es que nos va a ayudar mucho; a mí me lo está poniendo fácil coger el tiempo con él porque, como digo, es un jugador muy ordenado y nos está aportando mucho”. Considera algo a tener en cuenta la fortaleza de centrales de la que disfruta ahora el equipo.

Es el momento y lo sabe: “Ahora, cuando empiece lo bueno, va a salir ese carácter que este sábado no hemos demostrando, pero en los partidos importantes sí; va a salir todo muy bien, así que la gente venga, que nos vea, disfrute y vuelva a revivir las grandes citas de este pabellón”. En cuanto a la otra serie semifinal, “van a ser partidos bastante igualados; Palma ha demostrado que ha formado un equipo muy competitivo, había jugadores que eran niños y se han hecho hombres jugando este año, a los que hay que tener muy en cuenta, y con su afición, que es espectacular, también espectacular el pabellón, si se lo cree puede hacer daño, pero se lo tiene que creer; Teruel, como siempre, tiene la presión del campeón, la de tener que ganar, tiene equipo para hacerlo, evidentemente, pero va a ser una semifinal muy ajustada y bonita de ver, porque los partidos en Son Moix y en Los Planos son con muchísima gente, se vive el vóley muy de cerca y si se cree Palma que puede ganar, puede hacer daño, ahí me quedo y no me mojo más”.