superliga masculina de voleibol
Pura potencia y humildad

El explosivo Castellano, preparado para su detonación

Unicaja Almería llega "al momento más bonito de la temporada, para el que se han hecho tantos sacrificios", y el opuesto desvela las ganas que tiene todo el equipo verde de medirse "a la mejor versión de Ibiza"


| noticias

Jugador de equipo donde los haya, humildad por bandera y aportación absoluta en la construcción de grupo, Chema Castellano mira a su segundo play off sin olvidar lo que ha quedado detrás: “Este es el momento más bonito de la temporada y es evidente que tenemos que aprovecharlo, pero es muy difícil llegar hasta aquí, llegar en la posición que lo hemos hecho tal y como estaba la liga, muy competida, por lo que tenemos todos muchas ganas de afrontar este último tramo, que además es el más complicado”. Que nadie dude de que se intentará hacerlo de la mejor manera posible: “El equipo llega bien, física y anímicamente, pese a perder en Ibiza y tener algún que otro parido difícil en la segunda vuelta, porque pisar play off le cambia el chip a todo el mundo y nos activa”.

Sí, se confirma que Unicaja Almería se ha vuelto a revestir mentalmente para uno de sus momentos fetiche de cada año: “Automáticamente, cuando empieza esa fase de la competición todo el mundo va a por todas y todos queremos llegar a la final”. En referencia a lo primero, a su humildad, tiene claro su rol actual pese a que va disfrutando de muchos minutos en los últimos partidos: “Durante toda la temporada Fayola y yo tenemos piques amistosos y eso al final nos hace mejorar, ‘voy a atacar más fuerte y ahora yo voy a defenderte más’, y esos piques te dan aliciente dentro del entrenamiento y te hacen crecer; yo estoy ahí, apoyando a Fayola, que está en un momento muy bueno de nivel de juego y físico, y mi rol ahora mismo es estar esperando en el banquillo, animando preparado por si me toca entrar, hacerlo todo lo mejor que sepa”.

En la última continuidad de puntos y sets completos que ha jugado ha demostrado ese crecimiento: “Cuento tengo muy poquito tiempo, entro muchas veces un poco ‘loco’, queriendo darle con todas las ganas a la pelota, y tengo un poco de error, y si sé que voy a estar más tiempo en el campo, intento cuidar más la pelota, pensar más las acciones que voy a realizar y, sobre todo, ganarme la confianza de cuerpo técnico y compañeros”. En estas ocasiones ha coincidido con Lorente: “Rubén y yo pasamos muchas horas en el mismo campo en los entrenamientos y la verdad es que congeniamos muy bien; si en algún momento de la eliminatoria se decide que tenemos que entrar nosotros, en doble cambio o porque alguno de los jugadores o el equipo lo requiriera, creo que estamos todos motivados”.

Respecto a Ibiza, “la llegada de Piero se nota, le ha dado un cambio al equipo que necesitaba, y eso junto a la incorporación de dos o tres jugadores que rinden muy bien junto con otros que ya pertenecían a la plantilla y que están jugando a un nivel altísimo, hace que sea la mejor versión de los últimos años”. Es cierto que no es la primera vez que tiene un gran equipo, pero “a lo mejor falta de ambición o creérselo, porque han tenido una plantilla muy completa siempre, les ha pasado factura”, y sin embargo este año se lo están creyendo y se están demostrando a ellos y a todo el mundo que son un rival a tener en cuenta, y a los hechos me remito, terceros, a un nivel muy, muy, muy bueno, uno de los principales equipos que optan a campeón”.

El último referente de enfrentamiento entre ellos no es muy válido: “La base de ese partido fue que en el primer y en el segundo set nosotros no jugamos a nada, estamos acostumbrados a hacer un juego en el que llevamos las riendas del partido y en Ibiza no nos salió nada, cometimos muchos fallos y no hicimos las cosas que nosotros solemos hacer bien, se notó y al final queríamos asegurar la segunda plaza y conseguimos sacar un punto; ir perdiendo 2-0 y sacar los dos sets es algo positivo, y nos tenemos que quedar con los sets que conseguimos ganar, y sobre todo cómo conseguimos ganarlos, para llevarlo este fin de semana a la pista”. El factor cancha está a favor y “esta vez nos va a favorecer porque en casa jugamos bien, le hemos ganado a Ibiza y comenzar aquí puede ser un gran punto de ventaja”.

En su ambición y en la de todos, Chema tiene “intentar sacar los dos partidos sea como sea para irnos para Ibiza con la obligación de ganar uno más”, pero en el caso de perder uno o incluso los dos en el Moisés Ruiz, Unicaja no se arrugaría: “Iremos con más presión sabiendo que nos jugamos la eliminatoria en su casa”. El empuje de la afición será vital: “Se ha notado este año que la gente está más comprometida y más ilusionada con el equipo, y ahora, el momento más bonito de la temporada es este, con partidos que van a ser muy disputados, en los que el máximo nivel del vóley español se va a tener tan cerca, es la hora de que vengan más todavía y nos apoyen, que lo vamos a necesitar”.

Además, va más allá incluso de la mera semifinal: “Estas semifinales anuncian una final muy dura, Teruel está jugando a muy buen nivel, en la Copa pudo desarrollarlo pero sabemos cómo juegan ellos, hacen una buena gestión de los jugadores y de su rendimiento y llegan a las competiciones con el máximo poder, pero Palma no se lo va a poner nada fácil, y también creo que el que gane nuestra semifinal, ojalá que nosotros o Ibiza, va a salir muy reforzado, porque el nivel competitivo y el de exigencia será muy alto, y el que salga de aquí va a tener muchas opciones de ser el campeón de la Superliga, sacando ventaja de la exigencia física y mental que he comentado antes”. Vive estos días “un poco más nervioso, pero no nervios de duda sino el cosquilleo típico previo a una gran cita, a ese momento en el que todo lo que se ha sacrificado durante tantos meses se pone en juego”. En su segundo play off, el deseo es que se calque lo sucedido en su segunda final de Copa: “Ojalá que se repita, pero primero hay que ganarse llegar a la final ante un rival muy duro”.