superliga masculina de voleibol
Primera gran cita aquí

No enjuiciar ni anticipar, sí dejar hacer al gen competitivo

Claras las consignas de Unicaja Almería manejadas por Berenguel en la semana de la Supercopa, en la que el técnico ha visto un “plus en la motivación” de un grupo de “jugadores expertos” que tienen sus armas


| noticias

Varios días muy consecutivos han sido ocupados por el míster ahorrador, lo que ha tocado, el antes, el después y ahora de nuevo el antes, porque esto es deporte y no se para. No hay pausa entre partido oficial y partido oficial, pero tampoco hay entre un periodo y otro, y Unicaja Almería salta desde la pretemporada, con todo lo malas que pueden ser las sensaciones de lo que o deja de ser un intervalo preparatorio, a la disputa de un título, a una final más de la extensa lista que acumula en su historia. Manolo Berenguel, que se ha definido por su sinceridad durante todo su periplo de primer entrenador de Unicaja Almería, inicia su ‘previa’ particular, primera persona del plural, con un “nosotros tenemos nuestras armas”, seguido de “que tenemos que sacarlas a relucir”, finalizando con una obviedad: “Tan sencillo como eso”.

No es ‘menos’ este equipo que antes de embarcar camino de Las Palmas, en donde se ha cruzado, eso sí, con rivales que están por delante en estado de forma, ya está y no hay que prejuzgar lo que será la temporada, ni precipitar el papel ahorrador en la misma: “Cuando nos salgan las cosas, pondremos entre las cuerdas a cualquier rival, y sí, lo que se me quedó claro el fin de semana es que salieron todas nuestras carencias, pero sabemos lo que nos falta para plantarle cara a cualquier rival; lo que vi el fin de semana pasado fue irreal -respecto a su Unicaja Almería, que no en lo que respecta a los demás-; sobre todo Palma, el nivel en el que estaba la altura de la pretemporada en el que estamos… rival a un nivel espectacular, y si lo mantienen, que es lo más probable porque para eso trabajamos los entrenadores día a día…”.

En contraposición,” nosotros lo que tenemos bueno es que ‘solo es crecer’, peor no podemos ir a la Supercopa, no dimos una buena imagen, pero cuando el equipo se pone las pilas y tiene actitud, pues al final las virtudes que podemos tener, salen, lo demostraron los jugadores la semana pasada y lo han demostrado esta misma en los entrenamientos, y es nuestra arma”, sentencia el nijareño. No se pudo contar en el torneo canario ni con Javier Jiménez ni con Curro Sáez, uno en dudas para llegar a la Supercopa y otro que sí estará: “Cada cosa suma y la incorporación de Curro nos viene muy bien para el día a día; piensa que le equipo está confeccionado con once, más él doce, y Javier ahí va a estar, muy justo, no sabremos si llegará o no”.

Es la plantilla ideada para luchar por todo un año más, y sí que reconoce Berenguel que “para que estuviera compensada, lo ideal sería un opuesto más para que todos tuvieran su sustitución natural, pero las circunstancias son las que son, es es lo que hay en un principio, no sabemos si en un futuro podremos contar con descanso para Colito, que es el único opuesto, y ahora, tirar con lo que tenemos; en el resto sí hay recambios y jugadores de muy alto nivel”, recuenta el entrenador verde, “y eso es lo que tenemos que ensamblar”, se encomienda. Para subrayar la normalidad de la fecha en la que se está, se va al extremo: “Me preocuparía más que estuviésemos al nivel de Palma o de Guagaus que en el que estamos ahora mismo, fíjate lo que te digo, porque es lo normal, errores, lo fácil hacerlo difícil, la predisposición…”.

Lo visto en Unicaja “entra dentro de lo normal”, y sí que puede preocuparse por ver “el nivel de los otros muy arriba, no propio de las fechas en las que estamos, como se disfrutó en una gran final entre ambos”. Por ello insiste en esa parte positiva de la mala imagen, que es “estamos en la época exacta para hacerlo”, sin que pierda de vista que ya “no ha más tiempo, porque la Supercopa está aquí, porque se ha hecho una pretemporada más corta”. Incluso para eso tiene una réplica, puesto que no sirvió de nada el alto nivel y el largo tiempo empleados el curso pasado, en el que no se llegó a competir en ningún momento aquella final, “nada, a ensamblar y punto”, pero ojo, con buen pegamento reforzando: “El plus de motivación por ser el primer título en juego va a estar, pero va a estar para los dos equipos; también ellos han jugado torneos y han ido muy bien”.

El caso es que llega lo que se puede considerar como una nueva oportunidad: “El mismo escenario, a su casa, con su público, o casi, porque han cambiado de suelo; en otras ocasiones se han llevado ellos el gato al agua, en la anterior íbamos súper bien preparados y no supimos afrontarla, pero cada partido es un mundo”. En esta ocasión, una vez más confianza: “Convencido de que tengo jugadores expertos, de ellos algunos jóvenes, pero expertos también, y de que el equipo va a reaccionar y va a aplicar lo necesario, porque sabe lo que necesita, y de hecho los días de esta semana se ha notado el cambio de actitud, sabiendo la posibilidad de título que hay al final”. En Teruel, “más de lo mismo”, pero sin tono despectivo, sino lo contario, da piropos: “Va a cambiar poco, César cogió el feeling que pudo tener Jukoski, ya lo demostró, que cada vea que salía estaba a la misma altura o más, si alguien piensa que Teruel va a estar más mermado sin Jukoski, se equivoca de todas, todas”.

Manolo Berenguel amplía, de hecho, el elogio al colocador canario: “puede jugar de igual manera o incluso mejor”. El otro cambio significativo es el de central, “Plak no sé si no terminó de resultar y viene un jugador muy grande que va a aportar mucho en bloqueo, como ya hemos visto, y el resto es igual, y ya sabemos lo que ha venido a demostrar ese equipo, actual campeón de la Supercopa y de la Copa del Rey”. La respuesta, “si queremos hacer algo, nuestras armas tienen que salir”. Contento de que finalmente vaya a haber público en Los Planos, desea lo mejor al voleibol en lo que se avecina: “Siempre digo que ojalá que la gente pudiera sentir por un segundo lo que nosotros los jugadores o técnicos sentimos cuando celebran con nosotros un punto, o lo contrario, por lo menos a mí, lo que motiva cuando está en contra; que haya mucho público me encanta porque da importancia a nuestro deporte, y solo pido que el puñetero bicho no impida que sigamos creciendo y que la gente vibre”.