superliga masculina de voleibol
Fuera taras mentales

Almansa avisa de que no se va a malgastar la última bala

El capitán de Unicaja Costa de Almería ensalza a todos los miembros de la plantilla de esta temporada y manifiesta que “es un grupo hecho para ser campeón, que merece ser recordado por ganar la Superliga”


| noticias

“El equipo está jugando con un buen nivel… pero el equipo todavía no ha ganado ningún trofeo ni ha sido campeón en nada, así que, estando hecho para ganar como está, el equipo tiene que pensar y tiene que tiene que estar con confianza y con las ganas de que hay que ganar la Liga, de que es trofeo que nos queda y que tenemos que ir a por todas, ya que, al final, desgraciadamente, en todos los deportes, nadie se va acordar del que pierde, ni se va acordar del grupo, aunque haya sido muy bueno, aunque haya sido muy buen año si no se gana”. Paños calientes, ninguno, y palabra, la del capitán para ordenar que “hay que entrenar, hay que trabajar y hay que estar con la cabeza, como digo yo a veces, como ‘cabreado’, pensando en lo que nos viene, estar fuertes y ser campeones y de verdad que se recuerde al grupo como el grupo que está siendo, porque está haciendo muy buen año”.

Jorge Almansa confirma la conjura que se ha producido en el vestuario, sin dejar de reconocer que “el ambiente es bueno y todo el año lo está siendo”, pero también lo que es normal “cuando los resultados no están saliendo según lo deseado”, que es el momento en el que “el equipo tiene que tirar de carácter y de valentía, y juntarnos y tirar para adelante unidos, que de verdad se vea que está siendo un buen Unicaja Costa de Almería durante, llegar en nuestro mejor nivel y a nuestro mejor estado de forma para conseguir el título de Liga”. No hay más mensaje que ese, el de salir de la temporada con el título, y los adversarios saben que los verdes son ahora mucho más peligrosos: “Sería absurdo pensar de otra manera y claro que son conscientes, nosotros más todavía, de que al equipo solo le queda esta ‘bala’, y si se quiere que se recuerde la 19/20, los jugadores que hubo y demás, tiene que ser ganando”.

Y sí, este plantel quiere verse inscrito en la historia con un título, para lo que deberá enseñar la pasta de la que está hecho como equipo: “La competencia crea eso, que el jugador esté con la cabeza puesta, deseando jugar en todo momento… respecto a mi caso se vio por ejemplo que Fran estuvo a un nivel muy bueno durante el año, o el mismo Ignacio, que cuando ha tenido la papeleta de que estaba solo no estaba tan fresca su cabeza, sin demostrar el buen nivel que tiene, y lo ha sacado durante los últimos partidos… el que tenga que jugar, está en un nivel altísimo, eso seguro, porque esa competencia y el tener que estar todos los días demostrando para jugar, se nota”. El grupo crece de este modo: “Es mucho mejor para todos, somos ahora 11 jugadores y se nota que el nivel de entrenamiento y de competitividad para jugar cada sábado ha elevado el nivel del equipo”.

Lo vivido hasta ahora no admite ningún reproche, “las cosas hay que tomarlas como vienen y no puedo estar más contento de todos los jugadores”, afirma: “El grupo ha trabajado cuando hemos sido siete y cuando estamos once de la misma manera, el equipo ha intentado darlo todo y súper contento, porque hemos superado momentos difíciles, la adversidad, y se está viendo ahora, que cuando el equipo está completo, estamos teniendo unas buenas semanas de trabajo, de competitividad; desde la Copa hasta ahora el equipo está subiendo, ahora que somos un bloque más grande, se ve semana tras semana que está jugando mejor”. Y anímicamente sabe Almansa que todo esto también repercute, pero es contundente respecto al punto de inflexión de la victoria sobre Teruel, que no lo es tanto: “Jugar en casa o fuera es importante; la Supercopa, los últimos años la están jugando allí y no es lo mismo empezar una temporada con tu gente, en tu pabellón, dónde entrenas, con tus referencias, siendo dos equipos, que hacerlo fuera”.

Es visible que es un tema sensible, porque abunda: “Son épocas distintas y partidos diferentes, porque en la liga allí, si no llegamos a perdernos en el cuarto set, que lo teníamos hecho, y estamos un pelín más concentrados pensando en llegar al quinto, nos lo llevamos; y en Copa lo mismo, el equipo jugó de tú a tú, ellos en los pequeños detalles fueron mejores, y por eso no es tanto mental; de hecho, si nosotros estamos más concentrados en el primer set del último partido aquí, les pasamos por encima, porque era para ganar 3-0”. Ya se acabó, por tanto, el mito de la tara mental: “Son momentos de la temporada muy diferentes y sí que es verdad que el equipo, cuando ha jugado contra ellos, se han visto partidos muy igualados, y no ya de cabeza, sino por jugar en casa o no; por eso es tan importante el factor cancha que estamos a punto de conseguir”. Falta solo un punto, y viene L’Illa Grau para impedirlo: “Lo está demostrando durante toda la temporada, que es un equipo con bastante carácter, unos luchadores que tienen un ‘gen bueno’”.

En Castellón, “han ganado pocos equipos” (Unicaja Costa de Almería lo hizo por 2-3), y fuera no son fáciles de batir: “No te van a regalar nada, como tú te pongas a verlas venir, se te van a subir y te van a ganar el partido, como hicieron en la Copa con Palma, y aquí van a venir a echarle cara y a tirarle a la bola”. En sus filas, Rivera: “Jugó conmigo aquí en juveniles, teníamos muy buen grupo y se veía que él tenía físico y maneras muy buenas; sabíamos que iba a llegar a un nivel bueno y lo está demostrando año tras año”. Se subraya la gran imagen ofrecida en Palma el pasado sábado: “Es importante estar constantes con nuestro bloqueo – defensa y lo que me está dando una diferencia grande en estos últimos meses es nuestro K1; vas cambiando, cambiando, cambiando y al final vas a estar apretado, y en el momento en que toques balón en bloqueo – defensa, que el nuestro es muy duro,  y sigas con un buen servicio, en los finales de set nos va a ir bien”.

Esa es la viva expresión de la confianza en el equipo, con la muestra de Son Moix: “Buenos saques tácticos, jugando muy bien, muy ordenados en bloqueo – defensa, siendo fuertes y sólidos en el saque, y eso al final marcha mucho la diferencia”. No jugó mal el cuadro palmesano, “sabíamos que iba a pegarle al saque y cuándo le empezaron a entrar tuvimos algo de más de problema, pero también se sabía que iban a ir muy al límite al servicio para llevarnos a un partido duro, así que tuvimos la paciencia necesaria”. No se sabe si se verán de nuevo las caras en un playoff que a Jorge Almansa le gusta: “El formato es atractivo, aunque luego podamos decir ‘hostia’, que vienen días duros, porque al ir al mejor de tres hay que estar bastante concentrados y si pierdes el primero ya has perdido el factor cancha”. Claro, “será difícil, seguro, porque ya se están viendo partidos muy igualados, puede haber buen número de sorpresas por empezar fuera y regresar a casa con la serie en contra; lo nuestro es confiar en nuestro voleibol, y a pasar eliminatorias”.