superliga masculina de voleibol
Un valor seguro

Fran Iribarne confirma que hay cambio al ‘chip de vuelo’

Unicaja Costa de Almería se encuentra en su mejor momento de toda la temporada tras una conjura, desvelada por el receptor almeriense: “Ahora mismo el equipo está volando porque se siente con confianza”


| noticias

Una nueva lección de madurez y otra demostración de ser ‘jugador de equipo’, pese a haber mostrado unas cualidades extraordinarias cuando la situación le ha pedido ser una estrella: “Lo tenía claro desde el primer momento; ahora mismo, en todas las posiciones está cubierta la plaza, y lo único es esperar la oportunidad, tanto yo como otros jugadores, ya que al final es lo único que importa, que el equipo vaya bien, que juegue con las cosas claras, tirando desde la cabeza, y cuando uno falle, sea quien sea, que el que esté en el banquillo tenga igualmente las cosas claras y salga a hacer lo que el equipo realmente necesita”. Se llama Fran Iribarne, y todo lo que dice, lo siente. Sin dobleces, de corazón puro, el receptor almeriense afronta lo que queda cargado de ilusión, pese a que una inoportuna lesión, cuando estaba en ese papel que acaba de explicar, le apartó durante dos semanas y media.

Sí, salió desde el banquillo, como también lo hizo Ignacio Sánchez, para devolver a la vida a Unicaja Costa de Almería frente a Saaremaa, ganando el tercer set, pero con la mala fortuna de que en el último saque se rompió: “Me dio mucha impotencia, la verdad, porque justo en ese saque sentí el tirón en el bíceps femoral, pero como que no quería pensar que de verdad me había pasado; por eso insistí en el siguiente set, pero al hacer el siguiente saque, al caer noté que la pierna no respondía, y con cabeza fría, pensando más allá del partido, sabiendo que si seguía me podría haber roto muchísimo más de lo que tenía en ese momento, decidimos que parase”. Fue una entre él mismo y el cuerpo técnico: “Decidimos parar el tiempo necesario, pese a que el equipo lo notase por las bajas que tenemos, pero se hizo lo correcto y ahora mismo estoy de lujo para poder seguir afrontado lo que queda de liga”.

Y quiere el título, no hay otra cosa en su cabeza, aportando todo en los entrenos y en pista… si le toca, porque la sensación es la de que la rotura fibrilar le ha hecho perder su sitio: “Desde fuera siempre lo paso mal, porque se sufre más, tienes más nervios… y sien embargo este partido fue fluido, hicimos todo sobresaliente, faltó algo más de defensa, quizá, pero en bloqueo estábamos súper bien, en recepción muy sólidos, en saque estuvimos genial, y a Palma no le dejamos hacer su juego, que era lo que buscábamos porque de no ser así habría sido un partido mucho más complicado”. Ante ese nivel de los compañeros en pista, felicidad, solamente porque el protagonista de la buena imagen es Unicaja Costa de Almería pese a verse fuera y sin minutos al término del encuentro. Eso sí, ese producto visible es fruto de todos en la parte ‘invisible’ la de los entrenamientos.

En ese sentido, “se juega como se entrena, y si no te esfuerzas durante la semana, vas a llegar al fin de semana y por muy bueno que seas o calidad que tengas o gen competitivo, no vas a conseguir lo que realmente quieres, ganar los partidos y ganar los títulos; todo pasa por el entrenamiento, por destrozarte entrenando, y ya está”. A Fran Iribarne no le cabe la menor duda y tiene muestras de que así está siendo: “El que está fuera no es porque sea menos que el que está dentro, únicamente que cuando las cosas vayan mal, el de fuera tiene que intentar que vayan mejor, y es lo que se vio en el partido de Europa y en el de Teruel con Ignacio Sánchez, que salió y fue el que cambió las tornas cuando estaba decantado para el rival”. Por eso, deja subrayado que “el equipo tiene un mérito impresionante por cómo ha estado durante estos meses, con muchas bajas por la mala suerte, y ahora que estamos once, que aun así no estamos seis contra seis completos, ya se nota, muchísimo, la calidad”.

Además, el trabajo conducirá al éxito, como también la mentalidad, en la que se ha producido un giro: “Fue después del tropiezo, entre comillas, de la Copa y del partido de la Challenge; el equipo hizo un cambio de chip en la cabeza de todos y decidimos remar juntos, sin reproches, sino aportar, coger lo positivo y seguir hacia adelante, porque el grupo que tenemos es buenísimo, nos llevamos todos de lujo y tenemos que aprovechar eso, y lo estamos haciendo muy bien; ahora mismo le sacamos 5 puntos a Teruel, muy importante para acabar primero y tener factor cancha, y lo que toca es defenderlos a muerte”. Yendo un poco más allá, “todos lo pensamos antes de hablarlo, que el tropiezo de la Copa fue por detalles, pero que por cómo se jugó, fue un partidazo y ganó el voleibol, y que tenemos que aprovechar este grupo, que no podíamos tirar todo el trabajo que llevamos, todo el buen rollo, por dos derrotas”.

Es por ello que se habló: “Nos juntamos y dijimos, ‘chicos, la liga debe ser nuestra, porque nos lo merecemos, se lo merece nuestra gente, y no hay otra’; ahora es lo que estamos, luchando, entrenando y matándonos todos muy juntos para conseguir la gloria con la Superliga”. Tan es así que, sin pretenderlo, lanza una advertencia a navegantes: “Al cambiar el chip, ahora mismo el equipo ya está volando, porque se siente con confianza, se siempre con apoyo por parte del cuerpo técnico y entre los jugadores, nos apoyamos entre nosotros, porque sabemos que podemos llegar a donde sea por el equipo que tenemos, que se puede perder, sí, pero no como pasó en la Supercopa, estrepitoso, así no será; no dejamos a Palma hacer nada y si se fallaba una bola decíamos ‘no pasa nada, a por la siguiente’”.

Es el momento de no soltar esa constancia de alto nivel, y una gran ocasión de otra prueba es contra L’Illa Grau: “Otra final, un equipo que siempre está dando guerra, defiende muchísimo, saca muy bien; tenemos que ir a nuestro 100% para solventar el partido; que nadie se piense lo contrario, va muy bien y le ha podido ganar a los de arriba, es un equipo muy guerrillero”. Confía en tener la ayuda de la grada: “La gente poco a poco se va aficionando más, y después del partido contra Teruel más, le gustó, se notó el ambiente que había, y sí creo que vendrá gente porque les está gustando el voleibol y lo que están viendo”. Las cuentas de playoff no se sabe si se darán como para que se midan de nuevo, todo impredecible, incluso el descenso: “Este año la cosa está tensa, es complicado hablar, porque Almoradí está rascando puntos a todo el mundo, tuvo bola de partido el sábado… y en los playoffs igual, si Textil o Soria, y no sé a quién prefiero”. En cuanto al formato, seguridad absoluta en Unicaja Costa de Almería: “Es raro, pero si tenemos las ideas claras y vamos a nuestro 100%, espero que no tengamos problemas”.