Superliga masculina de voleibol
Ganando peso específico

Renglones de tinta verde en la ‘Enciclopedia Palharini’

El receptor cumple con creces con lo que se esperaba de él, haciendo más fuerte y sólido a Unicaja Costa de Almería en su primer mes en el club ahorrador desde su experiencia y una intachable profesionalidad


| noticias

Ha llegado para sentirse ‘encajado’ de una manera automática, como él mismo dice cuando hace balance de lo vivido con la elástica verde: “La verdad es que muy bien, es un club fantástico y, para ser sincero, no esperaba sentirme así de bien tan rápido y en tan pocos partidos; no todos los clubes por los que he pasado -trece hasta que su firma se estampó con Unicaja Costa de Almería- me han hecho sentir como en casa tan pronto, como me siento aquí en Almería”. A cambio, en solo un mes desde su llegada ha hecho que el equipo sea más sólido, mostrando una actitud fantástica de profesionalidad, del ‘viejo voleibol’ comprometido con las cosas bien hechas. Así, a Marlon Palharini todos le respetan como referente y agradecen su presencia en el grupo: “La verdad es que todo el equipo se está portando fenomenal y desde que llegué al club los chicos me han abierto las puertas del vestuario y me han tendido la mano para lo que haga falta, así que les estoy muy agradecido a todos por el trato y por la amabilidad”.

Dicho esto, tiene claro que “han demostrado que este equipo esta unido y que pese a las diferentes nacionalidades y costumbres que hay en su seno, lo importante es remar todos en la misma dirección”. El receptor hispano-brasileño insiste en ello, al considerarlo una clave: “Es un grupo fantástico, hay mucha sintonía y trabajar así se agradece mucho”. Además, encaja con su ambición de ganar títulos y su amplia experiencia, en la que ha luchado por lograrlos, pese a que tira de su humildad más característica: “Realmente es algo fuera de lo habitual, pero tampoco diría que es algo extraño para mí, que he podido jugar tres finales de Liga Europea con el equipo nacional, así que me siento afortunado de formar parte de este club y volver a sentir esa chispa, y desde luego que veo posible que seamos campeones, más todavía después de la gran victoria del sábado”. Sabe que vencer a Teruel ha supuesto algo más que tres puntos: “Sin lugar a dudas, ese triunfo ha sido súper importante para todo el equipo, ya que perder la Copa y el pase a cuartos en Europa fue un palo duro, pero lo bueno de este equipo y de este club es no rendirse jamás, caer, pero levantarse con más fuerza y siempre con el trabajo y la humildad por delante”.

Le da la “enhorabuena a todo el equipo” antes de hablar en primera persona de todo lo que sintió en ese Moisés Ruiz lleno: “Ha sido emocionante porque todos teníamos muchas ganas de demostrar nuestro potencial, de lo que somos capaces de hacer si salimos al campo con hambre y con el cuchillo entre los dientes, así que ha sido un partido de mucha intensidad, mucho carácter, de creer en nosotros mismos de principio a fin”. Más detalle, “Teruel empezó con muchas dudas y nosotros supimos aprovechar”, asegura, y está encantado de tener prácticamente sellado contar con el factor cancha en una hipotética final: “Desde luego que sí; en un campeonato tan ajustado como es el nuestro, cualquier beneficio es importantísimo; al final estamos hablando de equipos de altísimo nivel, son detalles los que deciden los partidos y el tener factor cancha seguro que es algo que puede marcar la diferencia”. Pero habrá que certificarlo en un tramo final de fase regular exigente.

De hecho, se seguirá visitando Son Moix: “Espero un partido duro, contra un equipo que esta muy dolido por lo de la Copa del Rey de la que fue organizador y que hará todo lo posible para demostrar que tiene mucho más potencial, y que puede luchar de tú a tú contra cualquiera”. Eso sí, Unicaja Costa de Almería viajará sabiéndolo y sin menospreciar, como siempre, al rival, menos a Urbia Vóley Palma: “Nosotros no podemos caer en la trampa, pero no se nos olvida nunca que dependemos única y exclusivamente de nosotros mismos”. Sobre la dureza de los partidos restantes, es claro: “Sinceramente, no creo que pueda cambiar mucho nuestra dinámica, porque vamos siempre a todos los partidos con la mismo filosofía, salimos al campo con mucha seriedad y muchísima intensidad, no importa si es contra el último clasificado o el primero; es algo que Manolo nos dice constantemente de ese modo, ‘nuestra intensidad no tiene que depender de quiénes tenemos delante, nosotros somos los que tenemos que imponer nuestro ritmo desde que empieza hasta que acaba’”.

Pasadas estas tres jornadas de fase regular, a unos playoffs que le gustan más con el nuevo formato: “Sí, están bien con los ocho mejores equipos; de hecho, siempre era así antes, por lo menos que yo recuerde, pero lo cambiaron en los últimos años a semis directamente, pero personalmente no me terminaba de gustar”. Al respecto de lo que pueda suceder, “aunque raramente hay sorpresas, casi siempre pasan los cuatro primeros de fase regular a semifinales; aun así, creo que es importante que más clubes puedan luchar por el pase a ellas, porque añade algo más de emoción y de interés al campeonato”. Sobre lo de empezar en la casa del peor clasificado, “quizás sea para poner algo de suspense en la eliminatoria, pero al fin no es algo que me preocupe mucho”. Sí se centra más en vivir una experiencia completa como la que Unicaja Costa de Almería propone, con compromiso social: “Con su granito de arena, demuestra que con voluntad y ganas se pueden cambiar las cosas, y creo que es algo súper importante; ojalá que más clubes tomen nota de esta labor y se unan a la causa social; es un ejemplo a seguir del que todos debemos aprender”.

Por último, en referencia a llegar a este club después de una tan larga trayectoria y tras algunos acercamientos entre ambas partes en años anteriores, “honestamente creo que muchas veces damos demasiada importancia a lo que no hemos podido conseguir o cumplir y se nos acaba olvidando todo lo que hicimos para llegar hasta aquí”, sentencia: “Es cierto que a nivel profesional no tengo muchos títulos, como lo es también que seguramente es algo que me hubiera gustado, pero me quedo con todo el esfuerzo, el sacrificio, las horas de dedicación, las experiencias vividas, la gente a la que he conocido y he podido ayudar, pues todo eso me ha traído hasta donde estoy ahora mismo y creo que es el momento de aprovechar todo eso aquí y ahora”. Una enciclopedia de voleibol ha comenzado sus nuevos renglones con tinta verde, y no solo el jugador se dispone a aprovechar la oportunidad, sino que, de un modo recíproco, el club aprende de un mito.