superliga masculina de voleibol
Ya aclimatado

Pei-Hung Huang no da nada por imposible para Unicaja Costa de Almería

Se remite a solo una recomendación de cara a la Copa del Rey, "ser agresivos", recuerda que “todavía hay que jugar lo mejor posible para eliminar a Saaremaa” en Challenge y, si se logra, sorprende con un “si bajamos error habrá opciones de ganar a Milán"


| noticias

Parco en palabras, el penúltimo fichaje ahorrador dice solo lo justo en el momento adecuado, permanentemente en actitud de concentración y desprendiendo imagen de profesionalidad. Ha llegado a Almería con las ideas muy claras, procede de la A-1 italiana, en la que ha experimentado un enorme crecimiento desde su primer paso por España, la temporada del triplete blanquiverde, la 2015/2016, y parece perfecto precisamente por ese orden mental para ayudar al equipo en esta vorágine que se está produciendo. En este instante, Unicaja Costa de Almería tiene tres frentes, con la apertura del efímero de la Copa del Rey durante el próximo fin de semana y el de la CEV Challenge Cup el siguiente jueves día 13, ello entre la visita de Soria y otro viaje a Palma para jugar el día 15. Pei-Hung Huang no se preocupa para nada por tal acumulación de citas importantes, “no tengo problema alguno si tenemos uno o dos partidos en una semana”.

Reconoce que se siente “mejor con el Mikasa”, puesto que acaba de dejar atrás tres años en Italia y la costumbre al tacto, al peso y al vuelo del balón se percibe marcada en su estilo de distribución. Con todo, el talento es siempre el talento, por lo que las sensaciones con el Molten van fluyendo poco a poco en sus actuaciones. Por ahora han sido pocas, llegado precisamente para debutar directamente en la competición europea, teniendo algunos minutos ante Holding Graz en el Moisés Ruiz para hacer dos puntos directos de saque, y después jugando dos sets y medio en el choque de vuelta en Austria. El partido de ‘en medio’ ante L’Illa Grau no lo disputó por motivos personales respetados por el club, y sí el último de 2019, con minutos en el tercer set del 3-0 sobre Arenal Emevé Lugo. Fue su vuelta al balón ‘español’.

Esa ‘aclimatación’ obligada se vio cortada por el parón navideño y una nueva vuelta a su país para terminar de resolver cuestiones abiertas, puesto que había hecho el esfuerzo de viajar directamente a Graz para ayudar a su equipo. Por tanto, no fue de la partida ni ante Melilla ni en Vecindario, regresando para otra vez contar con varios minutos en el tercer set ante Ushuaïa Ibiza Vóley. Manolo Berenguel, sabedor de su necesidad de rodaje con el tricolor, le dio la titularidad en Almoradí, jugando casi todo el partido, se la mantuvo en Saaremaa, dirigiendo el encuentro completo, pero con al amarillo y azul, y de nuevo lo puso en pista de inicio frente a Río Duero Soria, última ocasión de que Huang cogiese los parámetros del Molten antes de la Copa del Rey. A su juicio, en el clásico, “jugamos bastante bien, pero tenemos que ser agresivos todo el tiempo, algo a trabajar el resto de partidos”, asegura.

Ese algo de falta de concentración frente a los sorianos no lo achaca a las pocas horas de distancia entre la llegada desde Estonia y el desarrollo del choque, con un par de desplazamientos, ida y vuelta, realmente largos: “De verdad que no estoy realmente preocupado por la fatiga después de un largo viaje; los jugadores deben encontrar la manera de lidiar con la fatiga”. Una vez más, la expresión remite a esa actitud de profesionalidad permanente que luce, una forma de vida, un molde en su día a día para hacer buenos los ‘tópicos’ del carácter asiático. Amante de los retos, se siente feliz del buen resultado en Saaremaa: “Fue un partido muy difícil en el que ambos equipos jugaron bien; estaba emocionado durante su desarrollo, muy bueno el ambiente, y afortunadamente obtuvimos la victoria al final”.

Queda la vuelta de esos octavos de final de la CEV Challenge Cup, más en concreto el próximo jueves día 13 desde las 20.30 horas, con todo por hacer: “Creo que será otro partido muy complicado, incluso pese a que estaremos en casa porque aun así está claro que tenemos que jugar lo mejor posible”. Si se lograse eliminar al enorme potencial de los estonios, lo siguiente se ha catalogado como ‘palabras mayores’ en el seno del club ahorrador, pero Pei-Hung Huang ‘rompe la baraja’ y enciende una luz desde el conocimiento que tiene, por su propia y cercana experiencia, de la liga italiana: “Seguro que será, si pasamos, más difícil, pero si pudiéramos disminuir los errores, tendremos la oportunidad de ganar a Allianz Powervolley Milano”. Con ello, lo que refleja es una plena confianza en su Unicaja Costa de Almería, algo relevante en este momento en el que se avecina un título.

Sabe lo que es la Copa del Rey española, puesto que en su única temporada en la Superliga la disputó como anfitrión en Cáceres. Quedó cuarto en aquel momento, el de precisamente la victoria de su nuevo club. Ahora, en Palma, tras dos partidos y apenas un set entre otros dos choques con el balón ‘cambiado’, tiene tan solo una recomendación que dar: “Ser agresivos, eso es todo”. Aplicando esa filosofía, cree firmemente en la duodécima Copa para Unicaja Costa de Almería, al que reconoce que desea, pero añadiendo un’ latiguillo’ con su sello propio: “Tengo que trabajar duro por el título antes de lograrlo”. Lo principal ya lo tiene, que es el cariño de la afición y el apoyo de sus compañeros, y desde ahí, todo: “Los miembros del equipo son muy amables conmigo y me siento muchísimo mejor de como llegué aquí”.