superliga masculina de voleibol
Carga emotiva

Momentazo para el voleibol español cuando Son Moix se abra para recibir de nuevo a Jorge Fernández

Unicaja Costa de Almería visita este sábado a Feníe Energía Palma y en sus filas contará con el central internacional, de vuelta a España y que regresa tras haber levantado el vóley palmesano en Ca’n Ventura


| noticias

Un joven Jorge Fernández, que muy poco antes había cumplido la mayoría de edad, se ‘alistó’ en el histórico Club Voleibol Pórtol. Era el año 2008 y allí maduró durante tres temporadas, hasta el punto de que Francia se fijó en él y se fue a Nantes otras tres temporadas más. Del Loira al Sena, fichó por París, dos campañas, y un lustro después de haberse ido al país vecino regresó para liderar un proyecto hecho para ganar, Ca’n Ventura, que además del central gallego se armó con la mitad de aquel Unicaja tricampeón. Hizo doblete, fue él quien alzó, como capitán, tanto la Copa del Rey como la Superliga, temporada 2016/2017, pero sobre todo, de manos de Damiá Seguí, devolvió a la vida esa pasión palmesana por este deporte que todavía sigue.

Y es que el vacío en el máximo nivel se extendió, entre medias, a cinco largos años: “Empezamos con el primer partido en un pabellón pequeñito, con 300 personas, y acabamos el año llenando Son Moix, con más de 3.000 personas, frente a Unicaja”. Aquellas batallas fueron muy bonitas, frente al verde que ahora defiende: “Éramos, en teoría, los dos favoritos del año, en Copa ya nos vimos en semifinales, que fue un partidazo y ganamos 3-0, y luego, a pesar de que Almería quedó primero en la fase regular y nosotros llegamos como segundos, llegamos muy bien a los playoffs y creo que estábamos un pasito por encima, y lo demostramos en cada partido”. Ha sido su momento cumbre, envuelto en sensaciones que le asaltarán el sábado.  

En ese sentido, lo espera con muchas ganas: “La verdad es que para mí este año por suerte hay muchos partidos que son especiales y bonitos de jugar, pero sin duda volver a Palma es el más especial de todos, porque al final he jugado cinco años en Mallorca, era el único club profesional en el que había jugado en España hasta que he venido a Unicaja Costa de Almería, por lo que, para mí, es mi club de corazón y este el partido más especial de todos”. Tiene pensado su recorrido por Son Moix a su llegada: “Lo primero, ver a gente que considero mi familia, y después van a venir, seguro, recuerdos muy bonitos de las cosas que hicimos en el pasado, tanto con el Ca’n Ventura como anteriormente, sobre todo ese año, porque fue increíble”.

Insiste en “de cómo empezamos a cómo acabamos”, para reconocer que para él ha sido, hasta ahora, su año profesional más especial “y que guardo con mayor cariño”, textualmente, gracias a una figura que le pinta una sonrisa en la cara, Damiá Seguí: “Se me pueden venir muchísimas anécdotas suyas, pero sobre todo me quedo con el cariño que tenía hacia el voleibol, su pasión por este deporte y su forma de vivirlo”. Gracias al mecenas, fallecido un año después de aquel logro de devolver el vóley a los palmesanos, el propio Jorge jugó un año más en el después Urbia antes de irse de nuevo a Francia, a Chaumont, tres años, desde donde regresa a España a través de la ‘vía verde’ y dispuesto a ampliar su palmarés de títulos de modo decidido.

Sobre el rival que espera, “por supuesto que Palma va a estar arriba, como siempre, entre los cuatro o cinco primeros, seguro, y además en su casa juegan muy bien, por lo que tenemos que ir muy concentrados desde el principio y saber que va a ser un partido muy complicado, como pudo ser el de Melilla; tenemos que salir fuertes desde el principio, sabiendo que si nosotros hacemos las cosas bien, tenemos muchas posibilidades de ganar, pero que si nos relajamos… Palma juega muy bien”. Se asume y por eso “se está trabajando muy bien esta semana, conscientes de lo que tenemos que hacer, y confío en que va a ir todo bien”. Advierte, no en vano, de que “es un equipo muy completo en general y su punto fuerte es Pernambuco”.

Estudiado al completo, Jorge Fernández hace ‘foto fija’ de Feníe Energía Palma en la víspera del encuentro: “Este opuesto es muy fuerte físicamente y muchos balones van a pasar por él, pero luego Renzo es muy buen jugador, con mucho carácter, y lo contagia al equipo, y después han tenido mala suerte con la lesión de Furtado y de Chema, que no sé si va a poder jugar, pero con ellos son muy completos y fuertes en todas las posiciones, siendo su pilar, a mi juicio, Pernambuco”. En frente, Unicaja Costa de Almería en crecimiento: “Después del mes y medio entrenando esta es la primera semana en la que estamos casi todos, menos Raúl, y se nota la calidad y la intensidad; en la liga, por ello, quizá vamos de menos a más”.

El repaso es alentador: “Contra Valencia controlamos bastante bien, en el de Melilla, con todas las circunstancias que tuvimos, sacamos coraje y carisma para ganarlo y nos dio un chute de adrenalina, y con Boiro el 3-0 es un resultado engañoso, porque está jugando muy bien y nosotros tampoco hicimos nuestro mejor partido, pero sí lo controlamos bastante bien, excepto el tercer set, que apretaron en saque”. Lo mejor está por venir: “Poco a poco estamos encontrando nuestro nivel y aun nos falta para llegar al cien por cien, el techo está aun alto, pero poquito a poquito vamos llegando y el equipo está mejorando”. No lo duda: “Siempre hay que pensar en grande, no le tengo miedo a nadie y yo he venido aquí a ganar”.

Dicho esto, ganar en Palma va mucho más allá de los puntos que se puedan lograr, si finalmente llega la victoria, porque lo siguiente es medirse frente al gran favorito de la temporada: “De momento hay muchos equipos que están bien, pero sobre el papel Guaguas es el gran favorito, igual que nosotros; se avecina un partidazo, pero primero tenemos que pensar en Palma, salir reforzados y afrontar a Guaguas con la motivación y confianza al cien por cien; va a ser de tú a tú, y si hacemos las cosas bien, va a pasar mucho por nosotros”. De hecho, insiste en el mensaje de confianza: “Cuando firmé aquí y vi los jugadores que iban a venir sabía que este equipo iba a jugar bien, buenos, que tienen carisma y experiencia…, se ha juntado un grupo muy bueno, fuera de la pista nos llevamos muy bien, lo que es un plus, y están todas las condiciones que yo me esperaba; vamos a dar mucho de lo que hablar este año”.