superliga masculina de voleibol
Gran implicación

La Asamblea de Socios respalda la buena salud económica y deportiva del Club Voleibol Unicaja Almería

Aprobadas por unanimidad las cuentas del ejercicio pasado y también el presupuesto de la presente temporada, situándose como el eje del informe del presidente las conversaciones para poder volver a Europa


| noticias

Con una afluencia masiva, apoyada la numerosa presencia física en cesiones de voto de casi todos los ausentes, la Asamblea General de Socios del Club Voleibol Unicaja Almería mostró de antemano su implicación con la gestión de la entidad ahorradora, lo que agradeció sinceramente al término de su discurso el presidente Ramón Sedeño. En el orden del día destaron los puntos relativos a su informe del año, así como la aprobación de las cuentas del ejercicio anterior y las de la actual temporada, ganándose la entidad blanquiverde sobre los números el apelativo con el que también es conocida: ‘ahorradora’. En ese sentido, y como mensaje básico, Sedeño sentenció que «no se volverá a caer en la inestabilidad de hace años».

De hecho, la economía del Club Voleibol Unicaja Almería está saneada y goza de una buena salud, lo que no se ha querido poner en riesgo aventurándose a volver a Europa sin las suficientes garantías. Precisamente ese fue uno de los ejes clave sobre los que giró el informe del presidente a la Asamblea de Socios, pasando en gran medida por la narración pormenorizada de los avances en las relaciones con las administraciones: «Si regresamos a competición europea lo haremos bien, tal y como lo hemos hecho años atrás, sin arrastrarnos por los pabellones, para lo que es necesario una plantilla más larga e incluso modificar nuestro sistema de viajes por España, sumando los que hagamos por el continente».

En ese sentido, Sedeño relató que «excepto las islas, todos los desplazamientos se hacen en autobús, pero si hay que ir a Santander, por ejemplo, y a mitad de la semana se tiene que jugar un partido en otro país, no se puede hacer ese viaje de tantas horas por carretera, uniendo al cansancio el hecho de que no queda tiempo para entrenar». En definitiva, y sumando todas las variables, «la estimación que se ha hecho para poder competir en Europa sería de una cuantía importante añadida al presupuesto habitual». Tras la consecución del triplete hubo un ofrecimiento por parte del Ayuntamiento, pero reuniendo todas las aportaciones «no se llegaba ni a la mitad, y así este club no podía volver; lo hará cuando se garantice la misma grandeza con la que siempre ha luchado».

En ese hilo, asumiendo que se promociona la imagen de Almería en el exterior y, por tanto, debe ser la mejor, Ramón Sedeño repasó el estado actual de relaciones con las instituciones, mostrando un hilo de esperanza al haber sido acogido ese deseo de poder regresar a la competición europea con agrado y responsabilidad por parte del vicepresidente de la Diputación. La institución supramunicipal tiene a día de hoy una fluida relación con el Club Voleibol Unicaja Almería, «y va a mejor incluso en lo cotidiano de uso de instalaciones». Igualmente mejora tras haber sido reconducida la relación con la Junta de Andalucía: «Hace tres años se rechazó su ayuda por considerarse insuficiente, hace dos se aumentó y se aceptó, y para el ejercicio presente se sigue en la misma línea».

El mandatario blanquiverde reconoció que «no satisface del todo la aportación de una y otra administración, pero cualquier ayuda es buena si no hay una falta de respeto», lo que sí entiende que ocurre con el Ayuntamiento de Almería: «Estamos excluidos desde hace años de los requisitos para pedir subvenciones del PMD, en los que textualmente dice ‘excepto equipos de la Superliga Masculina de Voleibol’, sin poner nuestro nombre, lo que no hace falta ya que somos los únicos». Para Sedeño, «hay aportaciones de casi el doble de las ofrecidas a Unicaja a equipos que juegan en categorías inferiores en los últimos tres años, algo que no es ni acorde ni justo». Pese a la literalidad en el reglamento, se solicitó ayuda y el PMD concedió una cantidad no aceptada, «primero por escasa y después porque se podría haber impugnado, ya que estamos fuera del reglamento legalmente».

El presidente relató casi el día a día de la evolución con la Casa Consistorial y el fracaso que ha supuesto no ver cumplidas las expectativas que en las primeras reuniones ponían el alcalde y el concejal de Deportes: «En definitiva, llevamos la friolera de 7 años sin recibir ni un céntimo del Ayuntamiento». Pese a ello, y por la deferencia debida con la ciudadanía, «Unicaja ha mantenido el tipo, pero hasta un cierto punto». En esa línea, y pasando a otro aspecto de su informe, se mostró «muy satisfecho por el apoyo social, con más del doble de abonados respecto a la temporada anterior, lo que se está notando en la afluencia al Moisés Ruiz, que no bajado de los mil espectadores en todos los partidos que se han jugado».

Se comprometió a seguir trabajando en la misma línea, concluyendo en el balance deportivo que «no se ha ganado nada, pero se ha sido doble subcampeón, y eso se olvida porque parece muy fácil, pero es muy complicado llegar a las finales». Es lógico, eso sí, «tener ambición e ilusión», y en ello se está. En otro orden de cosas, destacó el orgullo de haber sido reconocido con el Premio Menina por parte del Gobierno de España contra la Violencia de género, destacó la visita a 18 centros escolares para estar al lado de más de 2.000 niños y niñas con El Deporte es Vida y Hoy compites con Unicaja, y precisamente con los más pequeños hay proyecto.

Se han presentado dos proyectos a la Fundación Unicaja para comenzar de nuevo a recuperar el brillante pasado reciente de las escuelas deportivas en los colegios, uno con gestión propia y otro compartida con AVG, una vez que se ha logrado un buen resultado de captación de jugadores para rearmar el equipo juvenil. El club se plantea, «con optimismo, porque es básico lograrlo tras la ‘emigración’ de las que eran nuestras escuelas, equipos infantiles, cadetes y juveniles, eso para comenzar». Sería un añadido al presupuesto y a la aportación que está realizando el principal patrocinador, Unicaja Banco y Fundación Unicaja.

Francisco Sáez, gerente del club, entrando en el capítulo económico, destacó la «línea continuista» que se sigue esta temporada con respecto a la anterior, siempre dentro del «equilibrio presupuestario», que no se puede poner en riesgo para evitar situaciones ya conocidas del pasado y no deseadas: «No hay operaciones de riesgo y sigue el compromiso de Unicaja, pero resulta aconsejable diversificar las fuentes de ingresos al ser muy elevado el peso presupuestario sostenido sobre el principal patrocinador». Como detalle, el gerente advirtió de que «las conexiones de Almería con el exterior son incluso peores que el año pasado, y por eso se eleva el gasto en los desplazamientos del equipo al tener que estar más días en destino por no haber combinaciones».