ante vecindario ace gran canaria
Cada vez más imparable

La apuesta por Baranov se confirma como ganadora

Al central ruso cada día ‘le sienta mejor’ el blanquiverde de Unicaja Costa de Almería, elevando su nivel paulatinamente y aclimatado a la exigencia de acumulación de los partidos: “Listos para jugar y vencer”


| noticias

El modo de desarrollo de temporada del primer equipo ahorrador está siendo el de la absoluta participación de todos sus hombres, bien es cierto que no pocas veces obligado por las bajas, pero no lo es menos que la dosificación de esfuerzos que ha diseñado el cuerpo técnico es una máxima de cara a afrontar con garantías todas y cada una de las competiciones en las que se sigue optando a todo. En este periodo concreto son tres, sin descuidar la Superliga, pensando en Copa del Rey y haciendo las maletas para los octavos de final de la CEV Challenge Cup. Dmitriy Baranov es consciente de que hay que repartir responsabilidades, ayuda a sus compañeros de posición, Jean Pascal Diedhiou y Nick Amado, y lo da todo por el grupo, asumiendo que Unicaja Costa de Almería merece su mejor versión. En ella empieza a sentirse: “Me siento bien y me estoy preparando para jugar y ganarlo todo”.

El presente continuo como forma de conjugar los verbos, en español, en ruso o en inglés, es una de las características del central ruso, la que mejor le encaja con la personalidad exigente que le conducirá a él y a su equipo a los éxitos: “Confianza de modo absoluto en mi equipo, hemos pasado una ronda europea, vamos primeros en la Superliga y estamos en el camino, y claro que sí, quiero que ganemos y creo que podemos ganar los campeonatos, que el club tenga otra Copa, y aún mejor que sean dos títulos más, ese es mi ‘pequeño’ sueño”. Ha jugado 12 de los 13 partidos que Unicaja Costa de Almería ha disputado en la fase regular, ha sido participativo en los dos encuentros de cuartos de la CEV Challenge Cup y sabe lo que es perder un título, la Supercopa, formando parte de un todo que es sencillamente avance a los objetivos principales del club, que él ha interiorizado como suyos.

En ese sentido, militar en el conjunto ahorrador en la temporada histórica de vuelta a competición europea supone no tener descanso, lo que le motiva mucho por una sencilla razón: “Es la mejor situación para mí, que amo el vóley con todo mi corazón, es una alegría jugar cada partido, incluso si los partidos fueran en un mismo día”. A sus ganas se une seguridad de estar recibiendo la mejor preparación: “Será difícil físicamente todo esto que nos aguarda en pocos días, pero no moralmente, porque en definitiva nos encanta lo que hacemos, y yo particularmente espero que me den la oportunidad de jugar tantos partidos como sea posible”. No puede evitarlo y desde dentro de su ser fluye la energía que deposita en su juego: “Desde que estoy en el túnel de vestuario me arden los ojos y quiero hacer todo para que el equipo gane”. De ello son conscientes desde el cuerpo técnico y buscan canalizar ese poder.

En Vecindario fue titular, disputó todo el encuentro y rindió a un gran nivel para que finalmente Unicaja Cosa de Almería ganase un choque vital: “Con cada victoria ante un equipo fuerte creo que cumplimos una nueva etapa de las que son necesarias a la hora de convertirse en campeón”. Sobre la pista de Santa Lucía de Tirajana, pese a la complicación del partido, disfrutó: “Me sentí genial, entendí que el equipo está en un momento difícil y que necesita ganar pese a las bajas, traté de ayudar tanto como fue posible para no perder puntos y ganamos”. Ha sido una racha complicada precisamente por las ausencias, pero los que están, no fallan, y Baranov no se ha arrugado cuando ha tenido que asumir un papel más protagonista, pero siempre con ganas de recuperar a compañeros: “Sí, tenemos bajas y nos preocupamos por cada jugador, pero a pesar de esto continuamos trabajando bien para ganar”.

Desde este miércoles ya está reincorporado al equipo el taiwanés Pei Hung Huang, del que tiene un alto concepto pese a no haber coincidido demasiado tiempo por el fichaje tardía del colocador y sus posteriores problemas personales, que el club ha entendido perfectamente: “Es un tipo muy divertido y amable, y eso también se ve en la muestra de su estilo de juego, que lo caracteriza como un jugador de alto nivel que nos va a aportar mucho”. Estará para medirse a Ushuaïa Ibiza Vóley, adversario de los más complicados, reforzado, pero que se topará con un cuadro verde mucho más completo en un “partido que será interesante y uno de los más difíciles, que debe abordarse con toda responsabilidad”. Llega el cuadro pitiuso justo después del sorteo de la Copa del Rey, que lo medirá a Arenal Emevé Lugo para, el que venza, jugar contra Unicaja Costa de Almería: “Creo que estos dos equipos son duros”.

El central abunda en esa reflexión: “Un Ibiza fuerte, que demuestra su alto nivel de juego, y un Lugo que ha pasado de la Superliga 2 a la Superliga e inmediatamente se anunció como revelación, enseñando que está lista para luchar con los mejores equipos de España”. Esa semifinal copera se disputará en medio de la de octavos de final de la Challenge, pero no hay problema: “Creo que estamos bien preparados física y mentalmente para tantos partidos, así que quiero creer que podemos ganar todos”. De hecho, se alinea con Enrique de Haro también: “Creo que no interfieren unos con otros, ya que en el proceso de entrenamiento trabajamos elementos que funcionan mal en nuestro equipo y en los partidos lo mostramos ya resuelto, pero sí estoy de acuerdo en que cuando te enfrentas a un oponente en la cancha, esta es una sensación completamente diferente, en el juego tienes más, quieres dar tu cien por cien mejor y hay deseo ‘salvaje’ ganar”. Sobre Saaremaa, “miré en Internet los datos de sus jugadores y puedo decir que este equipo es más fuerte que el austríaco de Graz, pero como he dicho en entrevistas anteriores, tenemos un equipo fuerte y prometedor con el que podemos llegar lejos”, finaliza.