superliga masculina voleibol
Último antes del 'Torneo del KO'

La afición, en el centro de la motivación de Unicaja

Presentado un auténtico partidazo frente al candidato a todo UBE L'Illa Grau con la intención de reencontrarse con el mejor juego ahorrador e intentando no pensar demasiado en la semifinal de la Copa del Rey


| noticias

Manolo Berenguel y Javier Monfort han comparecido para dar los detalles sobre el choque que se avecina este fin de semana entre Unicaja Almería y el ‘revelación’ UBE L’Illa Grau, estando en mente y en boca de ambos esa extraordinaria grada del Moisés Ruiz a la que se quiere resarcir tras la derrota de la última ocasión: “Sí que ellos siempre están ahí, y nosotros el último fin de semana que jugamos aquí no supimos estar a la altura; lo intentamos todo, no nos salió prácticamente nada y por supuesto que hago un llamamiento a la afición para que nos sigan apoyando, lo que es súper importante para nosotros, que sigan ahí a muerte, que todavía no ha pasado absolutamente nada, solo un toque de atención importante”.

Esas palabras del entrenador han tenido su correspondencia con las del receptor: “Nosotros podemos fallar alguna vez, pero ellos no fallan nunca, así que estoy seguro de que la grada se va a llenar otra vez, van a estar ahí este sábado y que sepan que todo lo que hacemos, lo hacemos por ellos, si no, no tendría sentido nada; cuanta más gente venga, más motivación nos da a nosotros, y vamos a dar todo lo que tengamos para hacerles disfrutar y que les merezca la pena venir”. En el añadido a las afirmaciones de Monfort, Berenguel aplica una enseñanza: “Este club está obligado a ganar siempre, y cuando lo hace es lo normal, pero si pierde parece una desgracia muy grande, así que hay que valorar lo que cuesta ganar”.

No es fácil hacerlo, ha recordado el míster, que reconoce que en esta jornada “es inevitable que la mente esté puesta un poco en la semifinal de la Copa”, ya que lo que queda es solo una semana: “Lo bueno que tenemos entre medias es que jugamos en casa y contra un rival que podemos tener en la eliminatoria, vamos a medirnos las fuerzas y a ver sobre todo cómo estamos nosotros, porque después de lo de Manacor el equipo anímicamente estaba tocado y la verdad es que luego, empezar en Melilla con un set en contra y como estábamos, sacar ese partido lo que significa es que el equipo reaccionó a la perfección, tiró de garra y el resultado acompañó, así que contento en ese aspecto pero vamos paso a paso”.

Nadie guardará nada este sábado: “Va a salir con lo que tiene y nosotros vamos a salir de la mejor manera posible; yo soy de los que piensan que hay que tener un sexteto bien conjuntado y los que vengan por atrás, que lo hagan pisando fuerte; todo el mundo merece oportunidades, claro que sí, pero vamos a ver cómo vamos a lo largo de la semana”. Ha reconocido que “está siendo más o menos dura, ya no hay periodo de carga pensando en la Copa y los jugadores que están tocados se están recuperando poco a poco en los plazos adecuados”. Se aguarda para ver cómo llegarán al fin de semana, pero lo que quiere es “seguir conjuntando las mejores armas posibles que tengamos, porque es lo que van a hacer los demás”.

Ha situado la gran diferencia de este UBE L’Illa Grau y los anteriores en algo clave como es la mentalidad: “Tiene jugadores muy expertos, vienen de jugar en ligas extranjeras y saben a lo que juegan, empezando por Carlos Mora y siguiendo por Kukartsev, que ni te cuento, acompañados por todos los demás, sin menospreciar a ninguno, pero además se están creyendo que están ahí, están muy motivados”. Lo que ha visto en el análisis de la semana le ha gustado mucho: “Ha mejorado muchísimo respecto a la primera vuelta y es muy peligroso porque están crecidos y arrojan números espectaculares de ataque, por ejemplo, el opuesto echándose la responsabilidad del equipo a la espalda”. A eso ha añadido que “todo el mundo viene a sacar todo lo que puede de este pabellón, y más ahora”.

Repasando el estado de sus filas, “ahora mismo, el periodo de recuperación de los que están un poco tocados se ha ideado para que lleguen al cien por cien a la Copa del Rey, se está en plazo, y según los servicios médicos del club de cara al fin de semana podrían estar, no se sabe si al cien por cien, pero sí contar con ellos por si alguno se cae estrepitosamente en el juego o por dar descanso, ya se verá el modo de manejar la situación”. A día de hoy Unicaja “sí estaría mermado”, pero para el sábado puede que no. Pleno está Javier Monfort, determinante en la gran remontada frente a Melilla: “El primer set allí fue fruto de los nervios de todos, que veníamos del mal juego que habíamos hecho la semana anterior y no acabamos de sacar nuestro juego por motivos psicológicos”.

Por eso ha dado un gran valor a esa victoria: “Al final fue un momento complicado y supo resarcirse de esa situación, salir juntos como equipo, y eso es también lo más positivo para el grupo, lo mejor con lo que me quedo, sacar el juego y que el resto del partido cambiase radicalmente”. Y es que puestos a analizar, Monfort, por mal que suene, prefiere una derrota con Manacor que una victoria que tape: “Creo que sí porque fue una llamada de atención mayor que si ganamos, con lo que se hubiera disimulado un poco y no nos habríamos puesto las pilas como lo hemos hecho ahora; se podría haber maquillado la situación, mientras que esto ha sido una gran llamada de atención, así que para mí, dentro de lo que cabe, mejor haber perdido que ganado ‘in extremis’”. De hecho, queda todo por delante y esa derrota no supone mucho más que eso en términos de clasificación.

En ese sentido, el valenciano ha reconocido un toque en el orgullo: “A nosotros, por comentarios externos, no , pero sí por no haber jugado bien y sobre todo por la mala imagen que se ofreció ante la afición que vino a vernos”. Además, hay que dar el elogio merecido a Manacor: “Tendríamos que haber jugado mejor, pero creo que Manacor también hizo un partidazo, no hay que menospreciar al rival y se juntaron las dos cosas, que nosotros no hicimos nuestro gran partido y que ellos sí hicieron el suyo, y eso sí que tocó el orgullo, por venir de tendencia muy buena y perder dos partidos seguidos, que no nos lo podemos permitir”. Con todo, también ha advertido de que “tampoco hace alta un traspié para sacar la rabia, pero sí para ver que hay que esforzarse más en el día a día”.

Una vez en situación, “todos los jugadores quieren sacar esa rabia, pero no salen las cosas y es lo que te da el toque de atención de no esforzarte el día de partido sino cada día en los entrenamientos, trabajar más duro”. Su impresión es la de que “el equipo lo ha entendido y llegará bien a la Copa del Rey”. Este sábado el partido es perfecto para ello, como el de la semana anterior también: “Sí, porque la semifinal es contra ellos o Melilla y tenemos la suerte, tanto nosotros como ellos, de poder jugar la semana antes uno contra otro, y si pasa Melilla dos semanas, y es una buena forma de medirnos las fuerzas y de cara a la Copa cambiar cosas y matices necesarios”. Estuvo en Castellón hace años, pero no tiene nada que ver.

En esa línea, Monfort ha analizado que “ha cambiado mucho, entrenador nuevo, jugadores nuevos, y no tiene nada que ver con hace siete años”. Esta temporada “el opuesto ha jugado en una liga fuerte, el colocador es fuerte, tiene receptores con mucha experiencia… es un equipo bien conformado, que está yendo de menos a más y que está en un momento dulce; nunca se había clasificado para la Copa del Rey y va a ir con todas las ganas del mundo, sin ninguna presión, a disfrutar, por lo que es un rival peligroso. Respecto al ‘Torneo del KO’, “es inevitable tener la mente allí, pero al final cada partido es importante y cuando llega el sábado el equipo solo piensa en ese partido y no en la semana siguiente”. Eso sí, “hace falta hacer un buen partido para afrontar la Copa con seguridad y confianza”.