superliga masculina de voleibol
Un valor para la Superliga

Hage no compara… pero confirma que sí hay potencial

El receptor se marchó de Unicaja Costa de Almería con el 'triplete' y a su regreso se ha encontrado con un gran grupo que "sí puede volver a intentarlo", recordando que habría que empezarlo ya con la Supercopa


| noticias

La actuación de Guilherme Hage ante Benfica va mucho más allá de haber firmado 24 puntos en la final del Torneo Internacional organizado por las ‘Águilas Rojas’, ya que su actitud iguala a su aptitud, rayando a una altura que da vértigo: “Es uno de los fichajes más sobre seguro que podíamos hacer, un hombre que nos ha dado la gloria y que también nos la ha quitado teniéndolo en frente, como buen profesional que es, una persona que sabemos que ama a Unicaja Costa de Almería y la ciudad, un jugador que eleva el nivel de sus compañeros, que arrastra de ellos de manera inconsciente y que marca las diferencias con el rival”. Ramón Sedeño, el presidente del club ahorrador, no necesitaba ninguna prueba de que había acertado cuando se decidió abrir la tercera etapa del receptor vestido de verde, pero el brasileño, a su paso natural de trabajo, calidad y carácter, las ha puesto sobre la mesa.

Sedeño sabe que no solo ficha para Unicaja Costa de Almería, sino que en el caso de Hage “se beneficia también la Superliga Española, recuperando un jugador que le aporta un plus y que la hace más atractiva, puro espectáculo, con la intención de no solo llenar el Moisés Ruiz, sino todos los pabellones”. No duda de que este año la competición “va a ser muy bonita y reñida”, así como que su equipo tiene intención de “luchar por todo, como en los 30 últimos años”. El mandatario blanquiverde tiene motivos en los que sostenerlo, ya que “se ha disfrutado de un voleibol excelente del que no en demasiadas ocasiones se puede ofrecer en el stage de Lisboa”, en gran medida ‘por culpa’ de un tal Guilherme Hage del que piensa que “suma en todos los sentidos, como jugador, como persona y hasta desde su ámbito familiar, que es tan excelente como él mismo”. El brasileño “hace piña y se gana el respeto del grupo”.

Ganó la Copa del Rey en su primer paso por Unicaja Costa de Almería, se marchó y volvió para levantar el ‘triplete’, y en su tercera vez en el club el horizonte que se abre es de cuatro títulos, los tres nacionales y la CEV Challenge Cup: “Aspiramos a todo y comprendo la responsabilidad, porque cuando un club te ficha lo hace por las cosas que tú has hecho y espera eso de ti, entonces claro, es una responsabilidad buena, son cosas que tú conquistaste y las personas se fían de ti, así que voy a dar mi 100%, un poco más, quizá, porque a mí me gusta ganar, y cuando vamos a jugar quiero ganar todo”. Le ha pasado incluso en los partidos de entrenamiento: “Estaba loco peleando todo y me gustó porque vi a todo el equipo así, un equipo de carácter, y eso me encanta; si las cosas van bien, vamos a pelear por ganar siempre”.

En Lisboa, punto final de la pretemporada, sus sensaciones le dicen que está listo para el asalto al primer título del curso: “La verdad es que hice un montón de puntos, pero cada uno tiene una función en el equipo, y el equipo se hace bueno cuando cada uno sabe su función y la hace muy bien; uno hace más puntos, otro tiene que estar más atento en la recepción, en la defensa, en bloqueo… cuando el equipo se conoce bien todo eso es cuando se llega al nivel alto de voleibol”. Por tanto, igual es el mensaje que le transmite el grupo: “Los partidos en Portugal me impresionaron y no me gusta decir que es normal, porque parece que es una excusa, cuando hay altos y bajos, pero se pueden entender”. Se refiere a que “los dos primeros sets ante Benfica en el entrenamiento y en la final, vi un voleibol muy bueno, defensa, saque, cobertura, bloqueo, ataque… una tensión de los jugadores muy alta, y después tocó igual repetir los siguientes sets en bajón, y ahí es lo que hay que trabajar, quizá más la cabeza, la concentración, pero me gustó un montón y vi cosas muy buenas”.

Guilherme Hage se siente en un momento de madurez que le hace más fuerte: “Sí que estoy muy bien, pero todos los jugadores buscamos ser cada vez mejores en cualquier cosa, bien físicamente, mentalmente, un aspecto técnico, el táctico… me siento muy bien, este año me siento mejor que el año pasado, y el pasado que el anterior, un proceso de evolución un poco natural hasta por mi edad, a la que estoy llegando, mentalmente es una edad muy buena, consigues leer mejor lo que pasa en los partidos, yo creo que así vamos siempre evolucionando”. Además, se siente en buenas manos bajo las órdenes de Manolo Berenguel, al que elogia: “Cuando lo conocí como mi segundo entrenador, le vi un potencial muy grande, como para ser primero, y la verdad es que lo ha confirmado; como persona es increíble y cada vez más me sorprende como entrenador, la forma en la que lleva los entrenamientos, el modo de dirigir los partidos, muy lúcido a la hora de hablar, sabiendo dar información correcta en el momento correcto… me encanta como entrenador”.

Dicho todo esto, sí cree haber acertado con su elección de volver a Unicaja: “Seguro porque estoy feliz; Guille me llamó para volver y yo estaba seguro de que esta era la opción correcta, porque el sentimiento es que estoy en mi casa, y cuando estás en tu casa, estás bien”. Suma que “el club, como los jugadores, ha evolucionado también, es mejor hasta en los pequeños detalles, en la equipación… todo está mejor, estoy muy a gusto y veo todo muy bien, y eso que no me gusta hablar de que todo es perfecto, pero el inicio de la temporada ha salido muy bien”. Falta rematarlo con el primer título: “Cuando hablo con los jugadores se lo digo, que cuando juegas en Unicaja Costa de Almería tú no puedes pensar en otra cosa que no sea ganar; yo no me veo yendo a Teruel para hacer un buen partido, a mí me da igual que sea bueno o malo, sino que estoy allí para ganar la Supercopa”.

La rotundidad de su mensaje se agranda cuando afirma que “hay que meter en la cabeza eso; los que llevan mucho tiempo aquí saben cómo funciona esa mentalidad y los que llegaron ahora tienen que tienen que pensar así también, que, si estás en Unicaja, juegas para ganar, no sirve otra cosa, y cuando lo entiendes, entrenas con ese pensamiento, juegas el ‘japo’ con ese pensamiento y ahora, que ya te llega la Supercopa, no hay otra opción, ganamos o ganamos”. La racha ahorradora en Los Planos no es nada buena, pero “pasado es pasado y cada año cambian las cosas”. En esa línea, las comparaciones son odiosas, y no traslada este grupo al que ganó el triplete: “No es 100% igual porque es imposible; si hay algunas cosas parecidas, tenemos a Pablo como un pedazo de jugador que lo hace todo bien, pero no me gusta hacer comparaciones”. Eso sí, “esta temporada la veo muy bien, y eso es lo que importa, en aquel grupo salió todo muy bien por muchas cosas, pero este grupo tiene un potencial muy grande para volver a intentarlo, y hay que iniciarlo el sábado”.