voleibol frente a saaremaa

Espaldarazo a unos jugadores que provocan orgulloso

Presentada la vuelta de los octavos de final de la CEV Challenge Cup advirtiendo sobre la potencia de Saaremaa, y Ramón Sedeño ‘empuja’ a los suyos elogiando su “profesionalidad”, confiado en que “la provincia sabrá responder a su sacrificio y entrega"


| noticias

El presidente ahorrador reconoció sentirse “moralmente en la obligación” de estar en la rueda de prensa de presentación del partido de vuelta de los octavos de final de la CEV Challenge Cup, dando una explicación dirigida a la mortal de su equipo: “Por resaltar la confianza que este presidente y la junta directiva ratifica en el equipo, que tan grande papel ha hecho en la Copa del Rey, pero no solo en ella, sino por la trayectoria que lleva durante toda esta temporada”. Palabras de elogio de un Ramón Sedeño que se dieron en privado, pero que ha querido hacer públicas antes de jugar un encuentro tan importante: “Hay que resaltar la gran profesionalidad de todos y cada uno de los jugadores y de los miembros del cuerpo técnico, y sentirnos muy, muy orgullosos de ellos”. Dicho esto, confía en que “Almería sepa responder a ese sacrificio y la entrega de no dar un balón por perdido durante ningún momento, y el jueves, contra Saaremaa, el pabellón ‘se caiga abajo’ apoyando al equipo”.

El mandatario blanquiverde resaltó que “tras siete años el club ha vuelto a Europa con una dignidad enorme, reconociendo que cuando se planteó el presupuesto no se pensó nunca en llegar a donde se ha llegado, a estar en las puertas de los cuartos de final”. Sedeño desveló que en los dos viajes a Austria y Estonia ha visto que “el nombre de este club sigue siendo respetado en el continente y genera admiración por parte de los clubes a los que se ha enfrentado”. Sobre Saaremaa, lo que se vio en su pista fue “un equipo muy compacto, muy fuerte, y con un público que arropó a los suyos en todo momento, obligando a hacer un gran esfuerzo, por lo que está claro que hay que reiterar el grado de profesionalidad de todos en Unicaja Costa de Almería”. Ramón Sedeño no dudó en asegurar que “se tiene un gran respeto a la vuelta de este jueves, y no sé si la gente está considerando que la eliminatoria está hecha, pero no lo está, porque hay que volver a ganar para pasar”.

Advirtió sobre que nadie se lleve a engaños, “el equipo estonio no va a dar nada por perdido hasta que la última pelota bote”, y pidió a los medios presentes “el esfuerzo de animar a los almerienses de toda la provincia a que vengan, sabiendo que ya se ha generado muchísimas expectativas, recibiendo peticiones de entradas de otras provincias que quieren presenciar el espectáculo que se generará en el Moisés Ruiz y ojalá que a la conclusión Unicaja Costa de Almería esté en cuartos”. El rival en la ronda siguiente “casi seguro será Milán, el llamado a ser el campeón y que aspira a todo en la liga italiana, pero no hay enemigo pequeño, y si nosotros pasáramos esta eliminatoria, como dice Pei, tenemos posibilidades de poder eliminarlos”. Solicitó, por último, “un esfuerzo de todos para seguir llevando a Almería por Europa”.

Puso el acento sobre que “el ambiente es importantísimo y los éxitos que este club ha cosechado se los debe al público, a los almerienses, que en los momentos más importantes ha estado, siempre”. Uno de ellos será este, “histórico”, con el mérito de que “ningún club que haya pasado siete años fuera vuelve como lo ha hecho el Unicaja Costa de Almería”. Vendrá un grupo de 30 aficionados estonios, “lo que es muestra de la confianza que tienen en su equipo, que el viaje es muy largo, y ojo, que como ya se vio, aprietan, y no paran nunca, ni para beber agua”. Sobre la Copa del Rey, “se ha dado una imagen impresionante de Almería, con una diferencia que se tiene que resaltar, que este equipo comenzó el 4 de enero a competir, mientras que Teruel comenzó quince días después, y eso ha supuesto que, con la campaña tan intensa, se ha llegado con 9 o 10 jugadores, mientras que Teruel llegó a la final con 14”. Se traslada a “que es una debilidad, pero eso no quiere decir nada, así que mis felicitaciones a Teruel, que nos ganó el título en la pista honradamente y dando una demostración de que son dos clubes que tienen un alto nivel deportivo”.

Manolo Berenguel fue rotundo al asegurar que “la mente está puesta en el partido de la Challenge, que va a ser complicado, que nadie se crea que hay un pie puesto en cuartos de final, porque no es así para nada, Saaremaa es un equipo muy fuerte, al que si le salen bien las cosas es muy difícil ganarles”. Eso sucedió, a la inversa, en el choque ida: “Nos salieron a nosotros, jugamos bastante bien, y si mantenemos ese nivel de juego estoy convencido de que también tienen que jugar muy bien para que nos ganen”. El estado anímico se ha recuperado: “Lo que ha pasado de aquí a atrás, es historia; no estuvimos en nuestro mejor momento y pese a ello pasamos a la final, jugando mal, lo que dice mucho del equipo, y la lectura positiva de la final es haber perdido un título haciendo un punto más en el cómputo global, pero lo que manda es los sets, y el tie-break puede ser una lotería cuando están los niveles tan parecidos, pero el equipo se rearmó de maravilla y ahora pensamos solo en el pase a cuartos, asumiendo que Saaremaa tiene mucho que decir todavía”.

El objetivo es la victoria, entre otras cosas porque es obligada, frente a un equipo “muy fuerte en todos los aspectos, que saca muy bien, arriesga y lo que entra en el campo viene durísimo, bloqueo muy bien, en los partidos analizados, en cinco tenía 80 bloqueos y 50 controles, que es una brutalidad, en ataque tiene referencias como Maciel y Jiménez, dos centrales fortísimos, un colocador muy bueno al que es cierto que desestabilizamos, pero sacaron al segundo y nos puso entre la cuerdas, lo que significa que cualquiera de su plantilla puede estar a la altura”. La ventaja es que es el ‘segundo episodio’, y “se sabe lo que aguarda”, por lo que Berenguel dirigió parte del camino a “seguir con el trabajo que ya se empezó a hacer allí, si tácticamente se maneja igual y si se trabaja con la misma actitud de los últimos partidos, habrá muchas opciones”. Tras miles de mensajes de apoyo en privado a todos y en las redes sociales, “orgullosos del equipo”, se ha pasado de “equipo jodido” a “equipo rearmado”, ello a través de un “borrón y cuenta nueva”.

El técnico ahorrador habló de que se llega en “perfectas condiciones”, asumiendo las lesiones, claro está, y que “el equipo está concienciado de pasar la eliminatoria y de jugar bien”, sobre todo porque se le está envolviendo en una sensación de gran expectativa generalizada: “Con lo que se está moviendo después de cómo se pierde la Copa del Rey, yo creo que no hace falta ni un llamamiento porque la afición está conciencia de que la necesitamos; el revuelo es grande y el pabellón estará como lo necesitamos”. La reunión técnica previa a partido de Saaremaa advirtió de “una eliminatoria muy disputada, pero no solo en la ida, sino en la vuelta, porque cuando el voleibol está a tan alto nivel son los pequeños detalles los que deciden, y el punto a punto hace que un pequeño error se pague muy caro o es determinante un acierto tuyo o del rival”. En ese sentido, “los jugadores saben que así hay que pasar esta eliminatoria, sufriendo, y sin olvidar que lo que funciona aquí es la palabra ‘equipo’”.