superliga masculina de voleibol
Un seguro de vida para cualquier equipo

El estado mental de Monfort está en modo ‘doblete’

El receptor valenciano de Unicaja Almería, una vez abierto su palmarés con la Copa del Rey, habla de "momento dulce' del equipo, no elige el rival para los play off y solo piensa en llegar "con la mejor seguridad"


| noticias

En voleibol, además de los números, que son muy importantes, caben unidades de medida sujetas al ‘cómo’. Javier Monfort arroja siempre una buena estadística, lo que le ha llevado a varias semanas consecutivas en el equipo ideal más algún MVP, pero su valor se acrecienta cuando se viste de ‘bombero’ y resuelva alguna situación complicada. No es nuevo verle aparecer por punta y poner en tierra una bola difícil, o defender lo indefendible, o dejar un 90% de recepción positiva. Ese fue el porcentaje que firmó en San Sadurniño en un partido al que saca su lectura: “Contando con que es el último equipo de la liga y que ya ha descendido, nos hizo un set, y eso es indicativo del nivel que tiene la liga, el colista complica a Unicaja”.

El mensaje, por tanto, es claro: “No te puedes relajar contra ningún equipo, y hubo un momento en que ‘Sansa’ se creció para hacernos ver de nuevo que no hay que subestimar a ningún rival”. Eso sí, los verdes dieron respuesta a esa euforia local: “Lo importante es que supimos reaccionar y sacamos una victoria clave”. De todos modos, y por la situación especial del choque, tampoco sorprendió: “Fue normal porque al final ellos también tienen jugadores buenos, tienen al central Baranov, que jugó muy bien, es un equipo que es ‘equipo’, o sea, que como equipo juegan muy bien, que en su casa se crece y sabían que, aunque fuéramos Unicaja, tenían que jugar sin ningún tipo de presión, sin ningún complejo, y lo dieron todo”.

Lo ‘malo’ de la victoria fue ser verdugo, pero Monfort lo matiza hasta dejarlo en su justa medida: “Es desagradable que tengamos que asegurar nuestra clasificación matemática al play off asegurando a su vez el descenso matemático de Sansa; así es el deporte y tampoco se decide esto en un partido, son los deberes de toda una temporada, y aun así es algo doloroso porque además un club así, humilde, que trabaja muy bien y que se esfuerza mucho por estar ahí, es una lástima, pero al final nosotros no pensamos en ellos, sino en nosotros, no miramos en frente, sino a nosotros mismos, hacer lo mejor para nosotros, así que no podemos sentirnos responsables de su situación, sino de la nuestra”.

Precisamente esa situación propia la ve muy bien, incluso trasladado a las más de 30 horas de autobús: “Son muchas, pero ya estamos acostumbrados y además se ha hecho en el momento dulce después de la Copa, sumado al momento de la temporada en el que estamos, en el que los viajes se hacen mucho más amenos, así que se nos hizo corto por costumbre y por ese momento dulce; no hay ningún viaje que se ponga cuesta arriba ahora mismo”. Ha sentado muy bien el título, y lo piensa utilizar este Unicaja que aspira al doblete: “Me quedo más con haber sido campeón de la Copa del Rey que con cómo vamos en la clasificación”. Es tajante el receptor en esa valoración, sabiendo que “los play off son una lotería”.

Abundando en esa idea, el valenciano compara: “Como el deporte en si mismo es una lotería también, y no sabes si es mejor quedar primero, que tercero, que segundo o que cuarto, entonces lo importante es clasificarse y llegar de la mejor manera posible; al final la clasificación da igual, sino que la clave es afrontar los play off con la mejor seguridad”. Por lo tanto, “no elegiría rival en semifinal porque nunca sabes qué equipo te puede hacer más daño en el play off; el que nos toque, que nos toque, pero no me gusta hacer valoraciones y esperar equipos, porque al final el que crees que es más asequible te acaba haciendo la vida imposible”, dice, “el trabajo está hecho y queda la recta final, lo que toque bienvenido sea”, finaliza.

Para esa lucha final no descarta a su ex equipo, un L’Illa Grau que “no ha dicho su última palabra” y sobre el que advierte: “Es un equipo en el que yo creo mucho, en esa plantilla, ha mejorado muchísimo este año, el entrenador les ha dado un aire fresco y ese cambio ha sido crucial, les está haciendo muy bien, está llevando al grupo muy bien, ha sabido fichar muy bien este año, crear un equipo joven y a la vez talentoso, y creo que como todo equipo joven, tienen muchas ganas y tienen el talento”. Unicaja ya no jugará más contra los castellonenses, a no ser que sea en play off, pero el calendario es interesante: “Es más peligroso de lo que parece y es posible que se pueda colar, deberían no subestimarlo, sobre todo Palma”.

Mientras tanto, hay que cubrir las jornadas que restan y coger sensaciones, siendo el siguiente paso un Barça “mucho más peligroso de lo que era antes porque se ha reforzado con un Marcilio Braga que ya ha demostrado lo que es en Unicaja, y que aunque venía un poco fuera de forma, la está cogiendo, y un jugador con ese talento…, más el otro receptor que también han fichado -Krasnevski-, es un equipo al que no hay que subestimar y que puede dar la sorpresa”. Eso sí, apuesta verde: “Esperamos ganar el partido, sabemos que es peligroso, pero yo confío en que nosotros estamos un peldaño por encima, lo hemos demostrado y tenemos que seguir demostrándolo, sin subestimar y sin relajarnos, pero creo que deberíamos ganarlo sin problema; la lucha del Barça es con otros equipos y no con nosotros”.

Monfort se siente fuerte y preparado, parte de un bloque al que aportará todo lo que tiene: “El equipo cuando me ha necesitado ahí me ha tenido; en la final de la Copa no he sido necesario, pero durante la liga sí, y si en los play off me necesita, ahí estaré, y si no, ayudaré de otra manera ya sea en primer o en segundo plano; todas las partes del equipo son importantes y allí estaré, encantado de estar”. Lo de abrir su propio palmarés ha venido a hacer justicia con gran vóley: “Me siento muy bien; la verdad es que tenía muchas ganas de ganar un título, para esto vine, súper contento de sumar una Copa del Rey y espero poder sumar una liga”. Para ello trabaja duro a diario, como el resto del bloque ahorrador. Y sí, “ahora se ve más cerca de lo que se venía antes” el conseguir la Superliga, si bien “en los play off no se sabe qué puede pasar, cada final es un mundo, espero que lleguemos a ella, hacerlo del mejor modo, afrontarla con la mayor seguridad y la máxima ambición posible, y a disfrutarla y hacer disfrutar a nuestra afición”. A ella dirige directamente: “La animo a que venga, sobre todo a los play off, y vamos a intentar entre todos hacer el doblete, que creo que nos lo merecemos pero sobre todo se lo merece la afición y se lo merece Almería, y vamos a conseguirlo; sin la afición almeriense todo esto no tendría sentido”. Por último, jugar en Europa le ha “ilusionado mucho”, y de cumplirse cree que “es una gran noticia para Unicaja y también para la liga española sobre todo”.