Superliga masculina de voleibol

Capitán Almansa ahuyenta fantasmas

El receptor centra ya el camino hacia la Superliga, con "un partido complicado en Melilla, que no se parecerá a los de la pretemporada", desvinculando esta temporada de la anterior al respecto del mal partido realizado en la final de la Supercopa 2019


| noticias

“Cabreados por el resultado”. Jorge Almansa traslada el sentir del vestuario verde tras encajar una derrota que se considera “un mazazo” porque “veníamos jugando un buen voleibol que no sacamos en casi ningún momento el sábado, y eso hace que el equipo esté cabreado, esté dolido por la derrota por 3-0”, argumenta. En el análisis más profundo de lo ocurrido, “excepto ese segundo set que sí peleas algo más y que yo creo que tendríamos que haber ganado, pero no lo terminamos como debíamos y vienen los problemas, lo demás fue no sacar nuestro nivel”, asegura el capitán ahorrador, que a su vez marca la senda que toca emprender desde el mismo minuto uno de la semana en la que comienza la Superliga 2019/2020: “Olvidar un poco el mazazo y la derrota y centrarnos en lo que viene, callarnos un poco la boca y entrenar, no queda otra”. Ese último es un mensaje típico del receptor cada vez que ‘da la cara’ cuando toca afrontar situaciones difíciles.

Eso sí, es importante separar todo lo acumulado durante la campaña pasada de lo acontecido en Los Planos: “Si la gente quiere sacar conclusiones asociando esto con el anterior grupo… si te pones a mirar el siete que empieza, de habituales en el último año solo era yo, el que también juega del año pasado es Casimiro; Guilherme es nuevo, los centrales son nuevos, Ignacio viene de una gran temporada fuera… no puedes asociar todo a eso; vamos a ver, cuesta jugar allí, ellos han sido mejores y ya está, pero además el partido a lo mejor habría sido un 2-3 o un 1-3 para Unicaja Costa de Almería si ganamos el segundo set, en el que fuimos mejores”. Lo que pasa es que en el deporte no existe el ‘hubiera’, algo que supondría cimentar sobre barro: “No se pueden sacar conclusiones con los ‘si es que’, porque no ha pasado; hay que asumir que hemos perdido 3-0, no hemos jugado bien y ya está, así que a venir aquí cada día a trabajar y poco más que decir”.

Sí hay un detalle más que ha querido subrayar, y es el relativo a las bajas, que son habituales en las últimas finales que disputa el equipo, apoyando a los que sí están sobre la cancha: “No sé si es un poco de mala suerte o si nosotros tendremos algo que ver; al final los que estábamos éramos los que teníamos que estar, teníamos calidad de sobra y se estaba viendo un voleibol muy bueno antes de llegar a Los Planos con el equipo que había venido jugando, y si no se ganó no fue porque falta uno o falta otro, sino porque no se jugó bien; si hubiese estado algún otro a lo mejor habríamos tenido los mismos problemas, así que quiero romper una lanza por el grupo que jugó, porque no estuvo bien, pero hay que seguir para adelante, hay que confiar y esto no ha hecho sino comenzar”. Ahuyenta el capitán los fantasmas que habitan en el recinto turolense: “Puede ser una cuestión mental, pero vamos, son fallos, que en voleibol de alto nivel, en el que cuentan los pequeños detalles, no se pueden cometer porque te estancas en tres o cuatro puntos y al final la diferencia es abismal; aprender, sacar las conclusiones y mirar al frente”.

Ese frente primero se llama Melilla, sábado día 12 desde las 19.30 horas, jornada 1 de la Superliga: “No solo Salim ha hecho buen equipo, sino que va a haber 7 u 8 equipos que van a tener un nivel bueno, y nos equivocamos si pensamos que vamos a ir allí y vamos a ganar fácil o vamos a jugar como ellos vinieron a Fiñana en la pretemporada”. Eso supondría “tener problemas”, siendo el pensamiento correcto el de que “se va a jugar un partido duro”, advertencia por delante: “Hay que cambiar el chip, tenemos que empezar a trabajarlo y ser un grupo unido, porque hay mucho nivel y será difícil sacar los partidos de fuera de casa; tenemos que ser un bloque unido para ganar”. Es más, respecto al rival con el que se debuta en la trigésimo primera temporada en la máxima categoría, abunda el receptor ahorrador elogiando su innegable potencial, pensando en que podrá luchar por metas altas.

Así, recuerda Jorge Almansa que Melilla “ha firmado un grupo muy bueno en el que está Palharini, que cuenta con Fran Fernández, que tiene a Paco Alcober el líbero, que les da mucha seguridad… el colocador -Gustavo Nogueira- tenía muy buena pinta, pero estaba recién llegado, el opuesto -Alison Bastos- más de lo mismo… no pensar en que va a ser complicado es un fallo garrafal”. De hecho, eso no pasará por la cabeza de nadie en las filas de Unicaja Costa de Almería, conjurado para el futuro cercano de semana a semana y partido a partido: “Vamos a hacer una buena semana y a llegar a Melilla para hacer nuestro mejor voleibol, para superarlos y así ganar el partido”. En la terna de arriba de la liga, todo muy abierto: “Ibiza y Teruel estarán seguro, Palma seguirá igual, con prácticamente el mismo bloque, Manacor puede estar ahí, porque ha fichado bien, el referido Melilla, luego Canarias, que de igual modo ha fichado bien… pues eso, 7 u 8 equipos, lo que es bueno para el vóley y para la Superliga, más igualada y en la que es difícil ganar en todo pabellón”.

La vuelta a casa se hará esperar un poco más, pero hay ganas, y afecta: “Parece que no es importante, que se juega igual, pero te pones a echar cuentas y Teruel lleva las últimas Superopas como local; cuando jugamos en El Ejido íbamos 0-2 y con nuestra gente remontamos; estamos deseando jugar en Almería de nuevo”.