superliga masculina de voleibol
Voz acreditada

El capitán Almansa se enorgullece de la responsabilidad de Almería y se emociona con la solidaridad generalizada

El receptor reconoce que solo pequeños detalles no permiten que esta temporada haya sido “increíble”, pero valora el curso de Unicaja Costa de Almería como “muy bueno” y desea otra oportunidad para el grupo


| noticias

Jorge Almansa habla en su último Día del Padre sin serlo él mismo, porque su hija nacerá a finales de mayo, pero los que le conocen saben que ya ejerce como tal y que Daniella conoce su voz. Alicia y él se preparan para el momento más importante de sus vidas con la inquietud natural no solo de ser la primera vez, sino por la que de manera extraordinaria está enrareciendo las vidas de todos. El capitán, pese a todo, elogia lo que Almería está consiguiendo: “Solo palabras buenas, porque solo veo que la gente se está tomando en serio la estricta decisión del Gobierno, porque lo que veo es que se está cumpliendo a rajatabla y es de admirar que niños, jóvenes, más viejos… que todos sean un ejemplo, y da gusto y te emocionas también al ver los comportamientos generales y la solidaridad cada vez más extendida; cómo lo están llevando, es de admirar, pero hay que hacerlo si queremos salir de esta”. El confinamiento, en su caso particular, lo lleva de la mejor manera posible, leyendo, un poco de Netflix, también otro streaming, un poco de videoconsola, jugando a lo teníamos olvidado y, por supuesto, entrenando un poquito”.

Su mensaje ante una sociedad de la que se enorgullece no difiere mucho de los que se están difundiendo por redes sociales: “Hay que ser conscientes del momento que vivimos, y si el Gobierno está tomando estas medidas, y si el mundo en general las está tomando, tan estrictas, es porque la cosa es seria, no como algunos han dicho, que no es tan serio esto; es una pandemia, un problema mundial y afecta a muchos países, así que hay que ser estrictos y pensar un poco en la gente a la que le puede suponer incluso la muerte, hay que pensar en el de al lado y ser consecuentes y dar ejemplo en todo momento, ser serios y no salir, cumpliendo con las medidas que nos  están dando, porque ese es el camino para salir de esto”. Y claro, “por supuesto que lo echo mucho de menos”, asegura respecto a la rutina de trabajo que ya no se puede tener, “porque es verdad que durante la temporada, algunos momentos son duros para la cabeza, difíciles de aguantar, cuesta ir a entrenar todos los días, pero una vez que pasas una semana sin entrenar, que no estás pudiendo ir a trabajar, y más en esta situación, se echa de menos cualquier momento, los más alegres y los no tanto, a todos los compañeros, pero todo esto pasará”.

Los jugadores de Unicaja Costa de Almería, devela su capitán, siguen en contacto diario, “nos hablamos todos por whatsapp y redes sociales, incluso jugando con la PlayStation o móvil, y así hacemos algo más ameno el confinamiento”. El tono es el de siempre: “Intentamos seguir con nuestras bromas, seguir con la alegría en todo momento, evadirnos de la situación, recuperar momentos graciosos y entretenernos así, no hablamos mucho de lo malo e intentamos sacar las cosas positivas”. En todo caso, se esperaba llegar a esto: “Yo era consciente de que se iba a parar todo al ver la situación de la semana anterior, cómo estaba avanzando y estaba pasando todo, le dije a algunos que se iba a acabar la liga y que desgraciadamente no se iba a poder acabar el trabajo de toda la temporada, pero es normal, si los propios chinos lo hicieron así, es porque había que hacerlo, no había otro camino”.

La temporada la valora “muy bien”, pese a lo ‘incompleto’ del trabajo: “En la liga no hemos perdido nada más que un partido, en la Supercopa se jugó mal, pero era un grupo muy nuevo y jugar en Teruel no nos facilitó nada, en la Coa se jugó muy bien la final y pudo haber caído de nuestro lado… solo cosas buenas de la temporada, incluso habiendo perdido dos finales y que nos hayan eliminado de la Challenge, el equipo se ha repuesto de los problemas que hemos tenido de lesiones y siempre ha sido eso, un equipo, ha habido armonía grande y con eso me quedo”. De hecho, y hasta el momento, “solo pequeños detalles han hecho que no sea una temporada increíble”. Claro, todo esto merece una recompensa, entiende, en forma de título de la Superliga: “Espero que así sea, la temporada en la liga regular que hemos hecho ha servido para demostrar que hemos sido los más fuertes; otras ligas de voleibol no tienen playoff y se habría acabo así, o sea, que no sería ninguna locura que se acabe aquí así y, de hecho, sería acertado, porque hemos estado un peldaño por encima en la Superliga y lo hemos dejado claro, más incluso en el tramo último”.

Llegue o no ese reconocimiento al más fuerte, se queda “con el grupo humano que se ha formado; ha habido muchos partidos y momentos buenos, pero la calidad de los jugadores y personas que había era enorme y esa era una de las bases del buen voleibol que estábamos jugando en el último momento, éramos 11 o tíos que íbamos en el mismo camino y eso es de agradece; es difícil encontrar a jugadores que sean buena gente, que vayan en el mismo camino, que sean positivos y que piensen en el grupo; gracias a dios lo conseguimos este año y es de admirar, y daba gusto el buen ambiente”. Claro que sí, todo esto “ha llegado en el peor momento, porque se estaba jugando el mejor voleibol por parte de Unicaja Costa de Almería”. Un mes y medio atrás “ya estábamos todos, trabajando constantemente con 11 jugadores de pista y al final eso se nota mucho en el entreno diario, para series, para ejercicios… era mucho más fácil, se estaba bien y estábamos a un altísimo nivel de entreno”.

Por eso, resignación de Jorge Almansa: “Hay que aceptar las cosas como vienen, siendo positivos pensando que en un tiempo estaremos juntos y celebrando que ya todo ha pasado, y disfrutando de todos los pequeños momentos, porque pasa esto y te das cuenta de que no estás disfrutando las cosas como son”. De cara al futuro cercano, porque se cuentan los días para un nuevo proyecto, el capitán confía en su club: “Unicaja Costa de Almería espero que siga en esta línea de buen trabajo y de estabilidad tan buena que tiene, de un grupo tan bueno que está formando, y por eso espero que se quede una gran base de este grupo, porque es importante que no se cambie tanto de un año a otro, ya que eso te estabilidad y el trabajo de una temporada es clave mantenerlo para la siguiente”. Por último, en lo personal Jorge también lo considera “un año bueno” y confiesa que se va “contento y alegre porque el que me conoce sabe que tendré mis cosas buenas y malas, pero voy siempre al máximo, intento hacer todo para que el equipo gane y me esfuerzo para dar ejemplo, para que nadie tenga excusas para no entrenar fuerte, buscando que el grupo vaya al 100% en cada sesión”. Sí está algo “triste por no haber podido ganar en pista un título que Almería merece, pero que espero que llegue, y si no es así, a trabajar para que vuelva al club y a la ciudad el año que viene”.