superliga masculina de voleibol
Con todo a Es Viver

Visibilidad total para el voleibol de un Unicaja que va a más

El primer fin de semana de play off por el título se salda con las visitas del ministro José Guirao, del consejero Javier Imbroda y del presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, coincidiendo con el trigésimo aniversario del ascenso


| noticias

El sábado, día 6 de abril, varios de los héroes de 1989 se sentaron en la grada del Moisés Ruiz para vibrar con el equipo que dirige uno de ellos, Manolo Berenguel, quien busca hacer perfecta la media de títulos por año en la máxima categoría. Le hacían falta dos para alcanzar los 30 en 30, y ya consiguió levantar la Copa del Rey ‘contra todo pronóstico’ en Melilla. Ya está en 29 y le quedan tres cartuchos para el paso a la décimo tercera final consecutiva del actual Unicaja Almería, o lo que es lo mismo, ‘la perfección’ está a cuatro victorias más. Habrá que vivir momentos muy duros para ello, pero el bloque ahorrador se alimenta del sueño y cada vez juega a un mejor voleibol. Pero puede que incluso más importante que la leyenda propia, en este fin de semana lo más significativo haya sido el ‘trabajo’ a favor de este deporte.

En ese sentido, la visibilidad que se ha conseguido alcanzar ha sido muy elevada y esto es solo el principio. En el palco del Moisés Ruiz, presenciando, pero disfrutando a la vez de un extraordinario espectáculo de deporte y deportividad gracias a la sana rivalidad de dos equipos y al increíble nivel de Ushuaïa Ibiza Vóley, el ministro José Guirao, el de Cultura y Deporte del Gobierno de España, puso el foco nacional en una modalidad que reclama el sitio que merece con cada mayor contundencia: “Que venga ha hecho valer al voleibol; que haya venido y que haya visto el espectáculo, a la afición que tenemos, el ambiente que se mueve… creo que es muy importante para todos nosotros y para el voleibol español”. Así lo dice uno de sus referentes, el líbero canario Álex Fernández.

El ámbito regional tampoco se olvidó, puesto que se contó con Javier Imbroda, todo un mito del deporte español que puso las bases de la Selección Española de basket que fue campeona del mundo en 2006 bajo la dirección de Pepu Hernández. Lo hizo en calidad de consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, muy emocionado con el palmarés ahorrador y con su entrega en un partido a cinco sets. Unicaja Almería reconoció la ayuda del gobierno autonómico, como también el gran empuje recibido por la Diputación de Almería, cuyo actual presidente alimentó hace escasos días la ilusión de volver a competir en Europa. Javier Aureliano García vio el 3-0 del segundo partido como un aficionado más, animando a los ahorradores.

Ese aliento desde la grada ha sido vital para encarar con solvencia el factor cancha, lo que igualmente reconoce Álex Fernández: “Muchísimas gracias a la afición, como siempre, ha estado apoyando muchísimo, ha estado increíble y estas dos victorias son parte de ella”. El líbero, eso sí, recuerda que el último balón aún no ha caído: “Sabemos y tenemos muy claro que no hemos hecho nada, tenemos que entrenar muy fuerte esta semana e ir mentalizados, intentar el viernes sacar el máximo, darlo todo en el primer partido y ojalá que se venga para aquí la semifinal”. En mente, lo que pasó en la última visita: “Tuvimos muchísimos errores en un partido muy atípico; demasiados errores y así y todo fue un 3-2 y recogimos un punto; tenemos que estar concentrados y que no se repita lo mismo, pero al final eso fue un partido de liga y hay que saber diferenciar cómo son las cosas”.

Y es que el canario separa ‘el grano de la paja’: “Sabíamos que iba a ser un fin de semana muy difícil, ellos venían de partidos muy importantes y los habían ganado todos, pero al fin y al cabo estos son los play offs, no es la liga regular, y es muy diferente, la mentalidad es diferente; hemos demostrado el equipo que tenemos en los momentos complicados”. Por partes, “el objetivo está cumplido esta semana, pero todavía queda ir para Ibiza y allí vamos a ver si somos capaces de acabar la clasificación para la final, pero tenemos que estar muy contentos con dos partidos muy buenos de alto nivel, el del sábado acabado muy bien con un 3-0 contundente, con todos los jugadores jugando muy bien y con muy buenas sensaciones”, dice.

Una de las claves de ese segundo día fue comenzar ganando: “Ese primer set fue muy psicológico, la aportación de Javi en ese saque fue increíble, pero esto es un equipo en el que podemos jugar todos y se ha demostrado en el tercer set, en el que salen los ‘suplentes’ y seguimos ganándolo con mucha comodidad; esto es un equipo de un alto nivel individual tanto de ‘titulares’ como de ‘suplentes’”. En cuanto al del viernes, “fue muy importante en ese aspecto de que cuando el equipo más lo necesita, al final los jugadores salen, y es verdad que comenzamos muy bien, pero tuvimos el error de toda la temporada, que en los terceros sets nos solemos relajar y los solemos perder; al final sacamos el partido”. Se aprendió para el sábado: “Con 2-0 pensamos en lo que pasó el día antes y al final la calidad y la actitud que nos faltó ha salido, así que muy bien”.

En su faceta particular de juego, defensa y recepción, piropea a Ibiza, pero recuerda que Unicaja no es ni mucho menos débil con su servicio: “Es de los equipos que más fuerte saca, seguramente, todos saques en salto, falla poco, son contundentes, y la verdad es que sí con respecto a Tapia cada vez que iba al saque es un trabajo extra que tenemos que hacer los receptores, es un buen sacador, pero bueno, que también los tenemos nosotros, tenemos a Víctor Viciana, a Fran Ruiz… tenemos a muchos, y a Borja, que ha sacado increíble y se ha pegado dos partidazos”. En Es Viver, más y seguro que más duro: “Tenemos clarísimo que van a salir a morder desde el punto ‘1’, va a estar el pabellón lleno, van a dar un mejor voleibol allí en su cancha, o sea, que tenemos que estar mentalizados”.

Es el nivel que hay, beneficioso para todos: “Las dos semifinales son con un gusto a final, porque han demostrado los cuatro equipos de arriba que están muy pegados en la clasificación, hemos jugado en contra y hemos perdido y hemos ganado todos los equipos en una liga que está demostrando que estamos todos más cerca, lo que es bueno para Superliga española, tener esos partidos y esa calidad en ellos para que la gente pueda disfrutar los fines de semana”. Unicaja todavía no he hecho nada pese a la doble victoria, pero sí ha lanzado un aviso: “El equipo está jugando cada vez mejor; llegamos al momento final de la liga muy bien, que es cuando hay que estar así, pero tenemos que seguir con ese trabajo y con esa mentalidad”.