Superliga masculina de voleibol y liga iberdrola
La peor noticia posible

Unicaja Costa de Almería cierra filas con VB Logroño

La entidad ahorradora se pone a disposición del club riojano, el gran dominador del vóley femenino español del último lustro, una vez que se ha extendido en las pasadas horas el rumor de su posible renuncia


| noticias

A la espera de manifestaciones oficiales, Ramón Sedeño le transmite su apoyo a Carlos Arratia en lo que puede confirmarse como un duro golpe para el voleibol nacional y pide una profunda reflexión de todos

Los apoyos no llegan, las negociaciones o bien no se producen o bien están siendo ‘viciadas’ por la falta de resolución de la temporada 2019/2020, y empiezan a verse las consecuencias. Directamente se ha llegado al extremo máximo, el del peligro de renuncia del ganador de las últimas seis ediciones de la Liga Iberdrola, al que no se le ha concedido la séptima ni tampoco se le ha oficializado plaza europea, y al que, por lo tanto, se le limitan de modo directo las vías de conversación para patrocinios. Uno de los primeros en reaccionar en redes sociales fue Ramón Sedeño, presidente del Club Voleibol Unicaja Costa de Almería, que se encuentra en situación similar, pero en categoría masculina, paralizado el montaje de su nuevo proyecto deportivo al permanecer en una vía muerta incluso el conocimiento de las competiciones en las que participará la próxima campaña y, a su vez, reuniones para apoyos públicos.

Desde primera hora de la mañana de este miércoles se conocía en la sede del club ahorrador que podría producirse un auténtico terremoto en el vóley nacional, lo que saltó a las redes sociales horas más tarde. Sin declaraciones de nadie del May Deco VB Logroño, ni de su presidente, Carlos Arratia, ni de su entrenadora, Esther López, ni de su capitana, Daniella Da Silva, se remitió a una comparecencia pública fijada para este sábado, día 6 de junio, que puede pasar a ser fatídica para este deporte en España. Sedeño sí ha hablado después con Arratia, tras ser contundente en su cuenta de Twitter: “Algo muy negativo para el voleibol español que el equipo que ha liderado la Superliga femenina en la última década renuncie. Algo debemos de estar haciendo mal todos para que esto ocurra. Mi solidaridad con el club Logroño y con su presidente. Ánimos y un fuerte abrazo, Carlos”. El trasfondo de esa valoración a una situación tan delicada supone “una llamada a una profunda reflexión de todos”.

El mandatario blanquiverde ha lamentado “que los intereses particulares ahoguen el interés general, que algunos clubes solo actúen en su beneficio y no en el de una competición cada vez más potente de la que formen parte y, entonces ya sí, puedan beneficiarse más y mejor, ya que ese es el único camino posible a seguir y solo se puede caminar en compañía, con los demás, no en solitario”. Es más, respecto a la concesión del título en una situación tan excepcional como la que se ha producido, “el hecho de posicionarse en contra de que un equipo sea campeón no beneficia en nada al que se opone, sino simplemente perjudica al que sí está en la condición de serlo según los méritos que recoge la clasificación en el momento del cierre obligado de la competición, algo que está sucediendo con May Deco VB Logroño”. Por eso, y no por estar en una situación similar, sino “por el sentido corporativista de un mejor voleibol, que otros no tienen”, Sedeño tiende la mano de Unicaja Costa de Almería al club riojano, cierra filas con él y pone el club que preside a su disposición.

En ese sentido, le parece alarmante que no haya reacciones ante la fatal noticia de que exista esa posibilidad, nada menos que el voleibol español se quede sin el gran dominador de categoría femenina de los últimos seis años, en los que ha levantado cinco tripletes, con solo un título de todos los disputados sin conquistar. Tras nueve temporadas en la máxima categoría, puede que no se vea la décima, primero de un Murillo que comenzó en la 2011/2012 siendo tercero, que en la 2012/2013 jugó su primera final de liga y fue segundo, y que en la 2013/2014 ya fue campeón para no dejar de serlo hasta que no le ha dejado la burocracia en esta 2019/2020. Almería y Unicaja, además, tienen un vínculo muy especial con este club, puesto que Charly Carreño fue el técnico que no solo lo hizo campeón, sino tricampeón, denominado Murillo, y Manolo Berenguel le siguió la temporada siguiente, la 2014/2015, en ese momento con el cambio a Logroño, alzándose el segundo triplete consecutivo.

Precisamente el técnico del primer equipo de Unicaja Costa de Almería ha querido dar un mensaje de ánimo a toda la familia del club y a su afición, aplicando un tono de comprensión a todo lo que está sucediendo: “La noticia es muy triste para todo el voleibol español,  desde luego, y para mí, que tuve la suerte de poder estar una temporada allí, en la que conseguí mi triplete como entrenador, y la verdad es que me trataron muy bien, una gente maravillosa; eso sí, entiendo un poco la situación del presidente Carlos Arratia, porque es un club que siempre se ha mantenido a pulmón, un club que siempre ha estado no muy apoyado en sus necesidades para seguir creciendo en España y Europa, y mantenerlo con una empresa privada que es casi familiar, es muy complicado”. Berenguel insiste en que “al final el perjudicado es el voleibol”, teme “que no sea la única renuncia” y pide “buscar otras soluciones” para que se pueda reconducir, aunque sea en el último minuto, esta dura decisión. Por último, el técnico ahorrador considera, visto lo visto, que “esta noticia ha venido a mostrar el enorme mérito que tiene Unicaja, manteniendo durante más de 30 años el patrocinio al CV Almería, algo que el vóley en general debería agradecerle”.