Superliga masculina de voleibol
Con refuerzo

Superliga, Challenge Cup y Copa se cruzan en Almoradí

Unicaja Costa de Almería jugará en tres semanas seis o siete partidos en tres competiciones distintas, comenzando por una peligrosa visita a la cancha del histórico club alicantino, con el que no vale bajar guardia


| noticias

El equipo ahorrador viaja en el mismo día para ajustar al máximo sus sesiones de entrenamiento y su tiempo en tránsito, asumiendo riesgo pero contando con la incorporación de Marlon Palharini a su disciplina

Es la viva imagen de lo que está siendo esta ‘muy mejor’ Superliga, porque, junto a Arenal Emevé Lugo, es el recién llegado y protagonista de bonitas batallas, pese a que solo ha logrado cuatro victorias en lo que va de temporada. El CV Almoradí, de más de medio siglo de historia en sus anales y por segunda vez en el máximo nivel del vóley nacional tras aquella ya lejana temporada 2007/2008, había comenzado el año 2020 muy bien, sumando un punto en la visita de Ibiza a su pista, ganando dos, importantes por ser a costa de un rival directo y a domicilio, en la cancha de Manacor, pero sí cediendo, y sin poder sacar nada, en Los Pajaritos, otro de los de la zona baja de la clasificación. En esa trayectoria se cruza en su camino el líder de la Superliga, que tiene la complicación de que ya se le ha echado encima la CEV Challenge Cup, y que en medio de ella defenderá el título de la Copa del Rey.

Si en la primera vuelta se habló de honores de histórico y cautela de grande para el CV Almoradí en el previo a su estreno en el Moisés Ruiz, ahora que toda devolver la visita, “un honor” en palabras de Manolo Berenguel, nada ha cambiado. Se sigue en el mismo punto de admiración hacia la entidad alicantina, que sí que ha caído en descenso tras perder contra Río Duero Soria, pero que está a tres puntos de la zona de playoff por el título de liga. Por eso lo comentado de ser la viva imagen de toda esa notable mejoría de la competición, mucho más reñida que la anterior y en la que no hay salidas fáciles. Con esa mentalidad viaja Unicaja Costa de Almería, sin darle rienda suelta al poder de atracción que tienen, indiscutiblemente, la eliminatoria con Saaremaa y las ganas de revalidar el cetro copero. Debido a que serán seis o, ojalá, siete partidos en tres semanas exactas, hay que asumir el riesgo de viajar en el día, ya que la distancia, que no la complicación del rival, lo permite.

El conjunto ahorrador tendrá que vivir una auténtica epopeya para llegar hasta esa isla estonia que da nombre al equipo con el que se medirá el miércoles, y más en concreto a la ciudad de Kuressaare, con aproximadamente 24 horas de trayecto. Es por ello que se toma como una suerte tener justo antes el desplazamiento más corto de su calendario liguero, porque es posible hacerlo en la misma jornada, si bien se asume el peligro que conlleva. Es la medición milimétrica de distancia y tiempo que argumentó el técnico horas antes, se ha maximizado el aprovechamiento de los días para sacar sesiones de entrenamiento y restar en la medida de lo posible las noches fuera de casa. Además, otro de los hándicaps es el cambio de balón, más riesgo de cara a Almoradí al darle protagonismo al amarillo y azul antes que al tricolor liguero.

En el análisis del rival, dirigido por un mito como Pedro Miralles, se notó mucho la baja de Javier Monfort, fichado por Vecindario justo antes de que los alicantinos se presentaran en el Moisés Ruiz, precisamente. Hasta ese momento habían ganado a Río Duero Soria en el Mayte Andreu, y después lograron dos victorias más en la primera vuelta, ambas en casa, con idéntico marcador frente a Textil Santanderina y Vecindario ACE Gran Canaria, esa en la última jornada antes de Navidad. No se le había extendido ningún partido hasta el tie-break, circunstancia que sí ha tenido que afrontar en dos ocasiones, una con derrota y otra con triunfo, en lo poquito que se ha vivido de la segunda vuelta. El 2-3 ante Ushuaïa Ibiza Vóley fue un aviso en toda regla, que continuó con un 2-3 en el Miquel Ángel Nadal para ganar enteros de cara a la permanencia. Queda mucho por delante, y mucho que decir de Almoradí.

El equipo inicial que peleó en Soria y que no tuvo suerte en el punto de inflexión del choque, un 29-27 en el segundo set para acabar 3-0 abajo, tuvo a Kamenov como colocador, a Pedro Miralles y García Toribio como receptores, a Juan Serna y José Vicente Cabrera como centrales, a Pablo Lorenzo como opuesto y a Castaño, en su caso ayudado por Jaime Roca a partir del primer set, como líbero. Sin duda, se trata de un plantel potente, mucho más fuerte por su propuesta grupal, conjuntado en pista y con experiencia suficiente para saber manejar los partidos. De los trece efectivos que fueron a la capital castellana, Pedro Miralles utilizó a doce, sin minutos solo el central Fernando Herrera. Participaron el receptor Jorge Mompeán, por un susto incluido de Pedro Miralles, el colocador Ángel Ruiz, el opuesto Edar Poleto y el también colocador Francisco Fernández, mostrando polivalencia en la plantilla.

En la lista de inscritos con el cuadro almoradidense están también el central Andrés López y el receptor Mario Soto, con menor protagonismo que sus compañeros. El gran artillero ha venido siendo Pablo Lorenzo, ahora ‘auxiliado’ por el dominicano García Toribio, opuesto jugando de receptor con pasado en Vecindario ACE Gran Canaria y que debutó con Almoradí en la jornada siete ante Urbia Vóley Palma. El Club Voleibol Unicaja Costa de Almería lo sabe muy bien, y pese a entender toda la complicación que entraña el choque tiene confianza en continuar su racha de 2020, no solo de victorias, sino de progresión de juego. Además, hay otro papel que debe asumir forzosamente, como es el de juez de la zona baja, puesto que sus siguientes rivales en Superliga son los que anteceden a los de Miralles en la tabla, Soria antes de la Copa del Rey y Manacor tras la Copa y la vuelta de la CEV Challenge Cup.

Como principal novedad del club blanquiverde, además de notable trascendencia, está el fichaje del receptor hispano-brasileño Marlon Palharini, procedente del CV Melilla, con el que ha estado jugando hasta el pasado fin de semana. El jugador ya se ha puesto a las órdenes de Manolo Berenguel prácticamente nada más llegar a la ciudad. Arribó a puerto, nunca mejor dicho, este jueves por la noche, tras llegar a un acuerdo con su club de origen, y este viernes por la mañana ya ha completado el primer entrenamiento como nuevo jugador de Unicaja Costa de Almería. Estado de forma perfecto y motivación excepcional, el receptor ha ayudado a una penúltima sesión de entrenamiento antes de Almoradí realmente espectacular, con intensidad y ganas por parte de todo el plantel, lanzado a la lucha en los tres frentes abiertos.

COMPETICIÓN Superliga Masculina de Voleibol 2019/2020
JORNADA Décimo quinta
PARTIDO CV Almoradí – Unicaja Costa de Almería
HORA 17.30
DÍA Sábado, 25 de enero de 2020
LUGAR Mayte Andreu
ÁRBITROS Mario Bernaola () / Richard Martínez ()
Resto J. 15 Superliga Masculina de Voleibol 2019/2020
25/01 17:30 Arenal Emevé – UBE L’Illa Grau Municipal de Lugo
25/01 18.00 Vecindario – CV Teruel Santa Lucía de Tirajana
25/01 18.00 CV Melilla – Urbia Vóley Palma Javier Imbroda
25/01 19.00 CV Manacor – Río Duero Soria Miquel Ángel Nadal
25/01 19.00 Ushuaïa Ibiza – Textil Santanderina Es Viver