Superliga masculina de voleibol y copa del rey

Hage lanza su brazo contra las Enfermedades Raras

El receptor se emociona por la dedicatoria del partidazo entre Unicaja Costa de Almería y CV Teruel a la Fundación Poco Frecuente y a las familias afectadas, luciendo tranquilidad respecto al final de temporada


| noticias

“Me gusta un montón la iniciativa, porque no solo nosotros, que jugamos vóley, sino todo el mundo, entramos en una rutina daría en la que trabajamos, nos centramos en hacer nuestras cosas, vivimos rápido y nos olvidamos de esto que nos rodea, de la parte humana, de ser humanos”. Guilherme Hage es un jugador de carácter en la pista de juego, lo que es un valor para su calidad profesional, pero por delante de eso es una excelente persona fuera de ella, comprometido y consciente de que hace falta mirar alrededor y comprender la necesidad que nos rodea: “Para mí es bonito cuanto más podemos ayudar a las personas y tener el gesto de ayuda, sensibilidad con los que necesitan un poco más que nosotros, lo que pienso que es esencial en nuestra vida, para cambiar un poco la historia del mundo en un momento en el que vemos muchas peleas, racismo… si puedes ayudar a personas más desfavorecidas para mí es espectacular”.

Se vuelca con la causa de la reivindicación de recursos y más investigación respecto a las enfermedades raras, extrayendo del día a día del equipo el mismo sentimiento compartido por todos sus compañeros. En Unicaja Costa de Almería juegan buenos jugadores, pero no es suficiente con ello, sino que se ficha a personas empáticas y que están dispuestas a vincularse con las preocupaciones de su entorno, lo que en Hage encaja perfectamente: “El vóley es una parte que vamos a tener en nuestras vidas, claro, pero la vida que todos vamos a elegir para el futuro puede que vaya en otra dirección, así que lo que tenemos que hacer es empezar a cambiar las cosas poco a poco para que el mundo se quede un poco mejor gracias a nuestra acción, ya que si cada uno hace un poquito, vas sumando, sumando, sumando y al final hay una diferencia muy grande”. Este sábado Almería tiene una cita en el Moisés Ruiz para sumarse a ese pensamiento del receptor brasileño, y además, lo que se pone sobre la mesa un gran espectáculo deportivo para todos los asistentes.

A juicio de Hage, “es un partido bueno, es un clásico”. En ese sentido, es el que él conoce en esos términos: “Desde que llegué a España, el clásico mayor de país es un Unicaja – Teruel, y es evidentemente un encuentro de los que te dan más ganas de jugar, por toda la historia que tiene atrás, porque se decide la primera plaza, pero solo momentáneamente, porque después hay tres partidos más y pueden cambiar las cosas bastante”. Pero sobre todas las cosas, “creo que es importante jugar bien, salir con buenas sensaciones cuando acabe, eso es una clave, hacer bien las cosas, jugar bien, entrenar bien durante la semana e ir partido a partido”, dice textualmente. Para ello, confía en su grupo luciendo mucha tranquilidad al mirar al futuro cercano: “Al equipo lo veo muy bien, somos buenos jugadores, tenemos ganas de ganar, sea a la petanca o a lo que sea, es bonito verlo así, muy competitivo y muy sólido, y es verdad que al final el trabajo lo tenemos hecho; perdimos, sí, pero hasta que acabe el año vamos a pelear por todo, y ahora toca la liga, y vamos a pelear por ella”.

Esta jornada 19 de la fase regular es especial por el contenido extradeportivo que se le ha dado, pero también, es evidente, por el nivel del choque: “Un partido duro, claro que sí, si miras la clasificación actualmente, los dos mejores de la competición se ven las caras, y cuando sucede esto, es seguro que se produce un partido duro, nadie va a querer regalar, con mucho peso también por la historia, por todo lo que envuelve un partido entre Unicaja Costa de Almería y CV Teruel”. Respecto a su rival, “es cierto que viene jugando muy bien, está haciendo un buen campeonato y sí, perdió algunos partidos, pero los importantes los juega muy bien; nosotros lo que tenemos que saber es gestionar eso, los partidos importantes, y mirar cómo fue la Copa, que se marchó por detalles, quizá por un balón u otro, por un bloqueo u otro… para mí, estos partidos son así, dos o tres puntos pueden marcar la diferencia”. Ya está pasado un ataque de alergia que le atacó en el entrenamiento previo a Textil y que le condujo al hospital: “Es complicado saber por ahora qué me lo provocó”.

Aparcado por ahora, a la espera de realizarse las pruebas oportunas, prefiere mejor pensar en ser líderes: “Es importante ser primeros al final de la fase regular, el factor cancha al final te ayuda un montón, ya en la liga nos hemos ‘enterado’ de que es complicado jugar fuera ahora, que los equipos en su casa siempre juegan bien, como nosotros, que siempre sacamos nuestro mejor nivel aquí, así que sí, es muy importante tener el factor cancha para todos los partidos decisivos”. La exigencia de la parte final de la fase regular es buena “para entrar en ritmo tener a los playoffs”, pero considera que “todo cambia una vez que empiezan, es otra competición, toca la presión, son partidos muy decisivos, da igual si ganas 3-1, 3-0 o 3-2, tienes que pensar en ganar todo”. Sí, “está muy bien tener al final buen ritmo de juego para iniciar fuerte los playoffs, sobre todo por el nuevo sistema: “Con cuarto de final tres partidos y semifinal tres partidos, el primero ya es muy importante”.

Por lo tanto, “tenemos que empezar haciendo las cosas muy serios, siempre atentos y con ese pensamiento de ir partido a partido, porque si quieres ganar la liga, son el mínimo de siete victorias, así que poco a poco, pensando en cada uno”. Para él, “es un poco trampa pensar más allá porque si quieres ser campeón de una competición tienes que ganar a todos; no voy a decir que me da igual quien venga, pero al final tienes que ganar con quien sea; lo importante es no pensar ahora en la final, sino en jugar bien para jugar los cuartos de final”, textualmente. Tiene experiencia en el sistema ‘extendido’ de eliminatorias: “España hace tiempo que no lo hace, pero en Brasil, Argentina o Italia siempre jugué los cuartos, y son partidos duros; sí que es cierto a que a mí, cuando más partidos, más me gusta, pero tienes que estar muy atento; además, es al mejor de tres, entonces no tienes tiempo de reaccionar, todos son tensos y complicados, y a jugar, es lo más bonito, entrenamos, nos esforzamos, jugamos para llegar a ese momento”.