unicaja almeria superliga masculina de voleibol
Al curso le pide alegrías y títulos

Casimiro llevará ‘póker’ en la próxima mano de Unicaja

Renovación del líbero almeriense para afrontar la cuarta temporada en el club ahorrador, todas las de su trayectoria senior por ahora, pero sin olvidarse del niño que fue en un proceso de maduración muy fructífero


| noticias

Es así y no lo puede evitar, aunque ahora es él quien dirige a su carácter y no a la inversa. Es una ventaja para Unicaja Almería que Antonio Casimiro ‘Artés’ eche un vistazo atrás y que aprecie su evolución, pero sin sacrificar su fondo: “La principal diferencia que veo en mí es que cuanto entré, lo hice como un niño; cualquiera que me conoce sabe que siempre ha sido mi forma de ser, siempre he sido como un niño, y ahora soy un poquito más hombre, entonces lo que más valoro es la madurez que he obtenido estos años en el club, tanto en lo deportivo como en lo personal, y efectivamente entonces es el principal cambio que veo”. Cada uno tiene su ritmo y lo adecuado es respetarlo para saber sacar el mejor provecho posible.

Es eso lo que ha sucedido con Casi: “Voy a por el ‘póker’ por muchos motivos, pero el principal es lo cómodo que estoy en el club y en mi ciudad, en mi casa y con los compañeros, y sobre todo por la entidad, porque estoy muy a gusto en Unicaja y lo que he querido es continuar otro año más”. No lo ha tenido fácil, o sí, según lo que se quiera valorar, al haberle arropado en todo momento con grandes jugadores en su posición: “He tenido tres grandes líberos a mi lado, lo que me ha servido, al igual que del resto de mis compañeros, para aprender de ellos, pero sobre todo en este caso de valorar el vóley desde otro punto de vista, que es la posición de líbero, el que nunca está en la red, de ellos y de la posición”. Eso sí, el club sabe que tiene la capacidad para salir de la sombra y brillar, por lo que renueva su confianza en él.

De hecho, siempre ha ofrecido una gran versión cuando ha tenido la oportunidad de demostrarlo, bien con Piero Molducci o bien con Manolo Berenguel: “Los dos son entrenadores muy buenos porque entienden mucho de vóleibol; ambos tienen una forma de dirigir diferente, pero al final a los dos les tengo mucho que agradecer”. El que volverá a dirigirle es el almeriense en su segundo año en el banquillo ahorrador: “Manolo tiene muy claro cómo quiere hacer las cosas y cómo las va a hacer, es muy fiel a su sistema, a su forma de pensar, a su forma de ver las cosas, por lo que no me cabe la menor duda de que va a seguir adelante con su forma de entender el vóley y su manera de entrenar, y estoy seguro de que va a ser lo mejor para el club”.

Antonio Casimiro ‘Artés’ se espera “un proyecto bastante ambicioso, como siempre hace Unicaja, en el que todos los jugadores sean de gran calibre”, pero sobre todo lo que quiere es que se construya “un proyecto donde el club y la ciudad sean uno, que eso es lo que más hace falta ahora mismo”. En ese sentido, valora la línea que se está sosteniendo en cuanto a aumento de ‘afiliaciones’ al color verde: “Estoy más que seguro de que con el nivel de abonados que ha habido este año, cómo ha sido la liga y cómo ha ido todo, al final ese ‘feedback’ de la plantilla con la afición va a ser muy importante el año que viene, y con el trabajo que hacen tanto los medios de comunicación como nuestras propias redes, el aficionado seguirá enganchado”.

Es una clara “progresión ascendente”, pero aprovecha para mandar un mensaje en el que lo afianza: “Animar a la afición de Almería a que venga al Moisés Ruiz, que va a ser un año genial, que va a venir con muy buenas vibraciones y que es su casa, sin duda”. En ese sentido, lo que se plantea para este nuevo curso está claro: “Le pido alegrías y títulos, y también que sea un año en el que estemos muy a gusto en la liga porque salgan las cosas muy bien”. En su ambición personal sí está el ser algún día internacional, pero no se desespera ni se precipita: “Es el objetivo personal que tengo ahí, y espero cumplirlo algún día, pero para nada me corre prisa y es el seleccionar el que decide; por ahora, a disfrutar de la liga y de mi equipo, a seguir aprendiendo a subir escalón a escalón”.

De lo queda atrás en estos pasados meses, “la Copa ha sido lo mejor con diferencia que ha sucedido este año en lo deportivo”, pero si se tiene que quedar con algo más lo hace “con el transcurso de la temporada, con que el equipo ha demostrado ir de menos a más”. Individualmente “he acabado rindiendo a un muy bien nivel”, valora, y el sabor que ha quedado, es cierto, es “agridulce” por la final de la Superliga: “Está claro que, como todos mis compañeros, quería traer el título a casa; creo que este año teníamos plantilla y sobe todo ganas para hacerlo, y sin embargo fue un 3-0 en una eliminatoria bastante fea para el jugador, porque al final no se ve reflejado el trabajo de todo el año; lo que se ve es un 9-0 en sets y es agridulce, no del todo mal porque te quedas con que al final ganamos la Copa del Rey”.

El haber probado ya ese ‘sabor’ de levantar un entorchado le motiva más todavía para esta próxima temporada: “Esa hambre siempre ha estado presente, pero ahora con la Copa aún más; Almería va a ganar más títulos, estoy confiado y espero que sea este año, que estoy yo ahí, y vamos con todo a por ello”. Eso sí, cabal y maduro, sabe que no será fácil, ya con un bagaje de tres años en la competición: “En cuanto a nivel de la Superliga, ha sido claramente ascendente, los equipos se está viendo desde ese tiempo hasta ahora cómo han ido subiendo, tanto jugadores como lo han hecho los entrenadores, hay un nivel muy bueno en todos los equipos, los de arriba se están fortaleciendo y los de mitad de la tabla están haciendo muy bien las cosas”.