Superliga masculina de voleibol
Reencuentro con la afición en un partido bonito con Manacor

Casimiro encuentra para Unicaja el refuerzo en la derrota

El líbero 'normaliza' haber cedido frente a Teruel, que "está a un nivel muy alto", lo que ha recordado "nadie es invencible" y lo que se usará para "trabajar más duro, corregir errores y dejarse la piel en la Copa"


| noticias

Jugar o no jugar no supone sentir más o menos una derrota, una sensación que en Superliga nadie de la plantilla ahorradora había tenido hasta el momento. No fue el día, simplemente eso, y el coste son tres puntos para estar igualados en la cumbre de la tabla. Esa es la lectura de un joven que sabe medir las situaciones y que lanza un mensaje rotundo: “El perder por primera vez esta temporada lo único que refleja es que Teruel está a un nivel muy alto y ante todo que nosotros no somos invencibles”. Antonio Casimiro ‘Artés’ reconoce que manda el instante: “El equipo hasta ahora había competido muy bien, pero sabíamos que este primer bache de la temporada tenía que llegar sí o sí porque se compone de momentos buenos, malos y regulares, así que creo que no hay que darle mayor relevancia”.

Lo que no se puede es dejarlo caer en saco roto, claro, y por ello el líbero es de la opinión de que la primera derrota sirva para “pensar que ha sido un partido malo, que hay que aprender de los errores y que sea solo una crítica constructiva hacia nosotros mismos”, explica, ya que “en Los Planos no supimos competir y eso, al fin y al cabo, le puede pasar a cualquier equipo y al mejor jugador del mundo, hay días y días, y nosotros no supimos competir ni en equipo ni de forma individual a la vez que ellos se mostraron muy fuertes”, añade. ‘Casi’ lo tiene claro al revisar el partido porque “no supimos hacer ni lo fácil ni nuestro juego tampoco”, finaliza.

Dicho todo ello, está muy claro que hay que sacarle mayor utilidad que a cualquier victoria: “Esta derrota previa a la Copa del Rey va a hacer que nos reforcemos aun más, que trabajemos más duro y que sepamos corregir nuestros errores, y saber que el sabio no tropieza dos veces con la misma piedra, lo que nosotros tenemos que procurar”. El almeriense sabe que “se puede ganar o perder”, pero “siempre competir a buen nivel y siendo fieles al propio juego, con el nivel que demostramos en cada entrenamiento y en cada partido, y que no supimos demostrar el otro día”. Una nueva ocasión se avecina este sábado ante Manacor, que “está consolidado, tiene experiencia y juega distinto a antes tras fichar al nuevo colocador”.

Con todo el respeto hacia el rival, lo más importante para los ahorradores es por fin regresar a casa tras un mes: “Hay muchas ganas de reencuentro con la afición, con nuestra pista, con nuestro pabellón; es muy diferente cuando se juega fuera a cuando se juega en casa”. Además, a la grada se ofrecerá lo que tiene claro que será “un partido bonito” ante un buen equipo: “Manacor se ha reforzado fichando a un muy buen colocador y el equipo juega bien; ya lo hizo cuando fuimos allí, que nos puso las cosas muy complicadas, y es un equipo que le ha dado ‘sustitos’ a más de uno esta temporada y que está jugando a un muy buen nivel estos últimos partidos, así que yo creo que va a ser precioso de ver”.

Es por ello que se siente con deseos de motivar a la afición para que acuda y para que esté con el ellos: “Básicamente le digo que el equipo tiene ganas de ganar y hambre de victorias, así que si hay algún mensaje para la afición es el de que la necesitamos más que nunca de cara a la Copa del Rey y que estén con nosotros, porque lo que ha pasado en Teruel es una cosa totalmente normal que le puede pasar a cualquiera y no va a hacer otra cosa que reforzarnos”. Con esas palabras deja claro que “es muy complicado no pensar ya en el Torneo del KO, ya que son tres semas las que quedan y al fin y al cabo nosotros jugamos para los títulos, entonces teniéndola tan cerca y más después de haber pedido, tenemos ganas de demostrar quiénes somos, por qué optamos al título y de jugar a buen nivel”.

Aplica Casimiro el refranero: “A la tercera sí estoy totalmente convencido de que puede ser la vencida, y sobre todo por el club y el equipo, que ya se merece un título después de tres temporadas, así que vamos a pelear a muerte por ello”. No elige rival en semifinales: “Son dos equipos bastante fuertes Melilla y UBE L’Illa Grau, que están demostrando esta temporada que quieren estar lo más arriba en la clasificación, que uno juega en casa y que el otro tiene un muy buen equipo, y por tanto no tengo preferencia por ninguno, pero sea el que sea, será un partido duro”. Con ambos se juega antes, lo que le parece “totalmente positivo, porque competir contra los que te va a tocar sí o sí, es una manera de medir el nivel tanto de uno como de otro, y así ajustar cosas tácticas de cara al cruce”.

En cuanto a Antonio Casimiro ‘Artés’ como jugador individual, ha demostrado que en su caso más que nadie es algo que lleva indisolublemente ligado a la persona: “En lo personal me siento muy bien, genial en el equipo y genial conmigo mismo en lo deportivo, pero repito que en lo personal también”. Eso sí, ambiciona, que es lo natural: “Me gustaría tener más minutos, pero ahora viene una segunda vuelta llena de sorpresas, de partidos que serán complicados, tanto dentro como fuera, y tengo que demostrar al míster que estoy para jugar y que puede confiar en mí”.