superliga masculina de voleibol
Domingo con batalla en el Imbroda

Berenguel ‘borra’ el partido de pretemporada con Melilla

Unicaja Costa de Almería visita este domingo al equipo norteafricano con la idea clara de que la fácil victoria de un mes atrás no va a tener nada que ver con el escenario y el rival que aguarda a los ahorradores


| noticias

El técnico blanquiverde sigue situando a ambos equipos dentro de un proceso natural de crecimiento, dado el momento ‘temprano’ en el que se van a encontrar durante una temporada en la ambos aspiran a todo

El primer ensayo, la primera toma de contacto, el inicio de la recuperación de todas esas sensaciones que supone poder jugar tras un largo periodo… todo eso queda ya muy atrás, si bien todavía no hay una versión que se parezca a lo que se será a en el momento álgido de la temporada. Aquello se vivió de modo compartido con el gran bloque construido por Salim Abdelkader para hacer todavía más fuerte a Melilla Sport Capital. Fue justo antes de que Unicaja Costa de Almería partiera con destino a Lisboa, y lo cierto es que supuso un una inyección de confianza para los verdes. Nada de nada. Todo queda borrado por orden de Manolo Berenguel, como no podía ser de otro modo, porque ahora llega lo verdadero, los puntos en juego, si bien nada va a resultar definitivo pase lo que pase en el Javier Imbroda.

Jornada dos del campeonato, de la fase regular, del camino hacia la clasificación de la Copa del Rey, y se miden dos aspirantes a la zona alta. El técnico almeriense deja claro que ambos proyectos están todavía en construcción, si bien Melilla tiene una base mucho más amplia del curso pasado en relación a los verdes. Así, le está resultado fácil coger el ritmo: “Melilla ha mejorado mucho sus números, ahora está ya más conjuntado y más rodado, el trabajo acumulado se le va notando ya después de verlo jugar en la primera jornada y comparándolo con lo que hizo aquí”. Es algo ‘de cajón’, de pura lógica, que pasa por que “comenten muchos menos errores y ya les van saliendo las cosas”. Por lo tanto, en el Imbroda habrá la batalla habitual.

Haciendo un juego de palabras, Manolo Berenguel asegura que “este Melilla es, ni más ni menos, el que vino aquí, en el sentido de que no tiene incorporaciones, tiene a todos sus jugadores desde hace mucho tiempo”, pero a la vez es distinto, ya que “funciona bien, los referentes de su ataque, Martina y Monfort, ya están sacando los números que se les espera, y a ellos le acompañan los primeros tiempos con Jean Pascal y con Scarpin, que les están saliendo cada vez mejor”. Sumando todo ya se tiene claro lo que se avecina: “Va a ser, encima en su casa, fortísimo, que no quepa la menor duda, ha mejorado y tiene mucho que mejorar, como nosotros, pero que tampoco se dude de que vamos a pelearlo”.

Con respecto a su propio equipo, el técnico ahorrador ha desvelado que se lleva “una semana de buen trabajo acumulado, pero con algunos contratiempos típicos del inicio de la temporada”. El matiz introducido a esa expresión viene dado por ver la relación con “una pretemporada que no ha sido demasiado larga, pero sí bastante dura, y ahora salen los pequeños ‘achaques’ físicos”. Así, ha habido que manejar de la mejor manera posible “algunos contratiempos con algunos jugadores, lo que ha supuesto que no han podido participar todos, pero, poquito a poco, sí se han ido incorporando”. La esperanza de Berenguel es “poder tenerlos a todos para el partido de Melilla, donde sabemos lo que nos vamos a encontrar”. Se ha mostrado orgulloso en ese sentido, porque “el equipo está tirando y luchando, haciendo lo que puede y con ganas de competir y de que estemos todos”.