Superliga masculina de voleibol
Se busca el mejor ambiente

Aplazar el viaje a Ibiza es la recompensa ante Textil

Presentado el último partido de la fase regular con Manolo Berenguel poniendo como principal "conservar la segunda plaza y tener buenas sensaciones", y con Rubén Lorente elogiando el buen trabajo de su ex equipo, vaticinándole que "irá a más, seguro"


| noticias

Desde su ascenso Textil Santanderina no ha faltado a su cita con la consolidación y el crecimiento, siendo un rival de mucha entidad que amenaza con poner el mejor broche a su gran temporada en el Moisés Ruiz. El partido, en horario unificado de las 18.00 horas, dato importante para que la afición tenga presente, tiene objetivos bien marcados por parte de Manolo Berenguel: “Lo principal, conservar la segunda plaza y tener buenas sensaciones, las que ya las tuvimos el fin de semana pasado en Vecindario, donde empezamos jugando a un nivel espectacular”. Es el referente, ya que “si conseguimos tener ese nivel de juego a cualquier rival le va a ser difícil ganarnos”, ha añadido el míster: “Claro, la dificultad está en nosotros, en mantener ese ritmo de juego durante los play offs y, por supuesto, en esta última jornada”.

Será necesario para doblegar a un adversario muy complicado: “Nos enfrentamos a un rival que sabe de esto, que juega muy bien, que viene tranquilo, y lo que llevo diciendo muchas jornadas, que viene a ganarle al campeón en su casa, y qué mejor modo de despedirse de la temporada”. Hay que aprovechar la ocasión de afianzarse del todo: “Nosotros tenemos que saber contrarrestarlo, es lo que tenemos que llevar a cabo este fin de semana; hay que estar preparados para estudiar a un rival difícil, equipos que utilizan el doble cambio, el central juega lejos y ahora cerca, el receptor cerca y ahora lejos…, entra en el día a día y es lo atractivo, pensar con quién va a jugar, con quien va a salir, al final tienes que estudiar todas las posibilidades y ver en el punto 1 cómo forma y estar lo más ágil posible para contrarrestar sus armas”.

En esa línea, no duda en elogiar a José Ignacio Marcos: “Es un sabio de esto, lleva mucho tiempo metido en este mundo y la verdad es que es un tío que sabe mucho y que va a venir a hacernos el mayor daño posible”. Berenguel buscará repetir esa buena imagen de Canarias: “Empezamos muy bien, muy metidos, jugando a un muy buen vóley, luego nos pasó lo que nos está pasando a lo largo de la temporada, sobre todo en la segunda vuelta, los bajones típicos como de probar cómo estamos nosotros y cómo está el rival, y de repente dejar de jugar y cuando quieres volver no reacciones, pero sin embargo el equipo reaccionó muy bien, como hizo en Ibiza, y volvimos a retomar el buen juego, así que todas estas cosas son positivas”.

Se refiere el almeriense a que “sirven para todo lo que vamos a encontrarnos en los play offs”, añadiendo que la recompensa de empezar en casa es clave por distintos aspectos: “Paso a paso, este fin de semana nos toca Santander y lo que queremos es afianzarnos en la segunda plaza para afrontar los play offs, porque tal y como es la liga como se está viendo las últimas jornadas, muy bonita y muy ‘cara’, el factor cancha está siendo determinante y es una cosa que no quiero perder en semis”. A eso une no tener que viajar de nuevo tan seguido: “Van dos jornadas jugando fuera y esas ‘cositas’ suman, el equipo se puede resentir de los viajes; ahora tenemos, si todo va bien este partido y dos más en casa la siguiente, lo que nos da tranquilidad, pero eso no significa que vayamos a entrenar más relajados”.

Sobre Matheus, “muy bien, la verdad, ya que ha venido perfecta su incorporación porque el equipo se mermó con la baja de Parres, por el día a día con dos centrales resintiéndose de la carga física y de la carga técnica, y el equipo se resiente también con ellos, por lo que viene como agua de mayo y encima está incorporando su saber estar y su sabiduría”. En Ibiza debutó y “jugó a un grandísimo nivel y el otro día en Vecindario tuvo unos números espectaculares, pero independientemente de eso, el día a día está aportando mucho y es va a dar bastante en el play off”. Está ya a la vuelta de la esquina, “queda un mes o mes y medio, dependiendo de cómo vaya el play off, y a la afición se lo recuerdo, le digo que el espectáculo está servido, que hay pocos partidos ya para disfrutar en nuestra cancha y que necesitamos su apoyo, que es fundamental tal y como se está escribiendo la liga”.

El objetivo es que no se escapa ni un solo encuentro en casa, a lo que se suma el joven Rubén Lorente valorando la importancia del factor cancha: “Siempre quiero a nuestra gente apoyándonos, dándonos ese empujón que hace falta, más sabiendo que va a ser muy difícil y muy disputado, por lo que el público va a sumar un plus que puede marcar bastante la diferencia”. Eso es respecto al play off, pero también va a ser clave su ayuda ante su ex equipo, al que siempre confiesa tener un enorme cariño: “Allí fueron mis primeros pasos en la Superliga y estoy muy agradecido del trato con Marcos y los compañeros, del pueblo en si; lo recuerdo con mucho cariño y siempre es una fecha especial jugar contra Textil, ya sea en el Matilde de la Torre o ya se aquí; es una alegría tener ese reencuentro”.

La columna vertebral del cuadro cántabro le está haciendo mirar a un gran futuro: “El eje es Marcos y a partir de ahí ya gira todo, y la verdad es que mantienen un grupo homogéneo muy unido, que ha ido a más desde que entró en la Superliga y que va a ir a más el año que viene, que ha hecho un buen año, con momentos de muy buen nivel, estando cerca de clasificarse para la Copa del Rey, algo que me habría alegrado mucho”. Así, tiene claro que “querrán cerrar el curso de la mejor manera posible, ganando al campeón de Copa en su casa”, por lo que está claro que hay que tirar de la mejor versión: “Tenemos que estar muy preparados y tomar muy en serio este partido”. Misión, “primero conservar la segunda plaza, y después al respecto de Ibiza, asumir que vienen de hacer grandes partidos contra todos, que va a ser una eliminatoria muy reñida y que tenemos que estar muy concentrados para mantener el nivel y muy preparados mentalmente para paridos disputados y saber aguantar los momentos duros que vendrán”.

Respecto a su Unicaja, “somos un equipo que tiene mucho carácter, que luego hay que demostrar en pista y saber estar unidos, pero se viene aquí para hacer cosas grandes, el grupo que se ha formado es para cuando llegan los momentos clave, como se hizo en la Copa del Rey y como será en los play offs”, sentencia. En esa línea añade que “a fin de cuentes todos los miembros del equipo somos importantes y tenemos que aportar en una faceta o en otra, y siempre estar para sumar”. Inició la liga titular y disputando todos los minutos, “tenía ese rol antes de la recuperación de Víctor y luego otro distinto”, ante lo que demuestra, una vez más madurez: “Hay que asumirlo, son momentos de la temporada y hay que saber dar el callo y el do de pecho con lo que se pide en cada momento, porque es para que el equipo vaya para arriba”.

Lo pasado ha sido muy provechoso: “He tenido dos grandes apoyos con Manolo, que lo conocía y siempre hemos tenido muy buena química, y con Víctor, que no lo conocía tanto y que me ayudó muchísimo, sobre todo al principio”. Ha sabido sacar partido a esta convivencia: “Empaparme de él, de lo que ha sido de lo que es como jugador, tenía que aprovechar y tengo que seguir aprovechándolo, obviamente, y la verdad es que en ese sentido he tenido una cobertura espectacular y me ha venido muy bien para mi crecimiento”.