superliga masculina antes del cv teruel
Se sabe que se puede

Almansa juega desde fuera y Berenguel está convencido

El Club Voleibol Unicaja Almería presenta el segundo fin de semana de la final de la Superliga recordando que "ahora toca el Moisés Ruiz" y apelando a que todos en plantilla tienen calidad y carácter ganador


| noticias

Se puede decir más alto, pero no más claro. Así es cuando un gran capitán toma la palabra incluso en las peores circunstancias. Para Jorge Almansa estas son que no puede jugar en pista por lesión, pero lo cambia por ‘jugar fuera de ella’ con propiedad en el discurso: “El Moisés hay que aprovecharlo en todo momento, estaos jugando una final para la que hemos trabajado todo el año, y no podemos tirar el trabajo de ocho meses, por lo que tanto nos hemos esforzado, en estas dos semanas; hay que darle, tirar para adelante, no sufrir en los partidos cuando ellos van por encima, ya que estamos todo juntos, estamos con nuestra gente, llevamos una temporada muy buena y puede ser más buena todavía”. El capitán apela a romper la historia de la manera que nadie lo ha hecho: “Quién ha ganado una final remontando un 2-0; lo que tenemos que hacer es poner la primera piedra el viernes y empezar a creer”.

A su lado, y habiendo intervenido antes, un Manolo Berenguel que no quiere oír ni hablar de las bajas que merman a su equipo: ”Es cierto que en Teruel no sabemos competir, porque en los cuatro partidos que hemos jugado esta campaña venimos con un 12-0, y algo falla; ojalá tengamos la oportunidad de poder desquitarnos esta temporada en un quinto partido; ¿que es factible?, pues sí, ¿que se puede competir y ganar los dos?, sí, ¿que el equipo está mermado?, excusas baratas, porque se puede competir, se puede ganar y vamos a hacerlo con todas nuestras fuerzas”. No hay un mejor elogio del entrenador a todos sus hombres: “Yo sé cómo entrenan en el día a día, el equipo se define con el ‘bendito problema’ de a quíén pongo en el equipo titular, con semanas en las que estaban los cuatro cuatros a un altísimo nivel y llegar el fin de semana y dudar, pero ahora no tengo ese problema, ahora sé al que voy a poner, pero los que están tienen nivel suficiente para jugar mejor y plantar cara, esto convencido de ello”.

Para que sea posible la remontada, “hay que creérselo y se trabajará durante la semana para creérselo, y estar convencidos de que podemos sacar uno y luego dos partidos positivos este fin de semana, y luego ya trabajaremos para un quinto”. Será duro con la falta de actitud: “Ya lo dije al final, que si hay alguien que haya tirado la toalla, se verá las caras conmigo, porque no es mi carácter ni mi actitud de cuando yo era jugador, porque era competitivo hasta el final, y es lo que voy a transmitirles a ellos, que nos dejemos la piel en cada momento que tengamos para entrenar y en el partido, porque es la única forma de luchar por el título”. De hecho, “al principio de la temporada mucha gente dijo que Unicaja tenía dos equipos, pues esos dos equipos siguen estando ahí, y más que carisma al final es creérselo, todos y cada uno de los que componen la plantilla pueden jugar en cualquier momento y el equipo puede jugar a un nivel altísimo, falta creérselo”.

Como muestra, el segundo partido de la final: “Comenzamos a nuestro nivel y Teruel lo mantiene, nos aparece un error, una cagada, nos venimos abajo y ellos solo se mantienen en lo que están haciendo, no hacen cosas diferentes sino las cosas muy bien, y a nosotros nos falta mantener ese nivel de juego”. Así, “se dio un resultado que se podía dar perfectamente, lo único es que hay formas y formas de perder, y ahora tenemos el factor cancha a nuestro favor y vamos a intentar forzar un quinto partido, quitarnos la espinita que tenemos clavada en Los Planos, pero claro, para eso todo pasa por este fin de semana, hay que mejorar mucho; tenemos que salir con la mentalidad ganadora y muy positivos, y saber que en todo momento se puede ganar, estoy más que convencido, todos tenemos que sumar esta semana para que todos nos creamos que somos capaces de igualar la eliminatoria, ese es el objetivo”.

En cuanto a por dónde pasa esa mejoría, Manolo Berenguel lo tiene claro: “Al final pasa por todo; lo estuvimos analizando y es un poquito de todo, un poquito mejorar en el saque, un poquito mejor en recepción… ellos jugaron perfecto, correctos, son los mismos errores con los dos partidos, calcados, ellos son más contundentes en saque, más sólidos en recepción, más habilidoso y contundentes en ataque y bloqueando mucho más… así que toca mejorar un poquito en todo, pero no cosas diferentes, sino retomar lo que ya hemos hecho más de una vez, lo más cercano en el tiempo, la semifinal, que  la tenemos todavía en nuestra mente, con un nivel muy alto en todos los aspectos; es lo que hay que volver a retomar”. Almansa está en un total acuerdo: “Después de un fin de semana difícil para todos, porque no es plato de buen gusto ir a Teruel con ganas y con el equipo muy ilusionado y venirte con un 2-0 a su favor, tenemos que tirar todos juntos, juntamos y sacar las cosas que nos han hecho campeones y que nos han hecho un equipo importante”.

El capitán ordena “tirar para adelante, no queda otra”, aferrados a todo lo bueno que se ha hecho: “Sobre todo se ha jugado mal, es verdad, hay que ser sinceros, pero vamos a sacar las cosas positivas, porque se ha perdido y nos acordamos de que no está este o el otro, no, no vamos a estar, pero con los jugadores que están ahora mismo se ha ganado en todo momento, se ha ganado en Ibiza, aquí hemos perdido un partido en toda la temporada… hay cosas para creer, para estar positivos y para pensar que se puede, pero hay que sacarlas; vamos a ganar el viernes, a empezar a creer y claro que se puede; sin ser muy constantes por aquí han pasado todos los equipos y hemos perdido solo una vez, Rubén Lorente ha jugado una temporada buenísima, Fran Iribarne, con 20 años, lo mismo, son jugadores que están para jugar y da lo mismo que no estén Viciana o Almansa, porque el que juega al final es Unicaja Almería; en Ibiza nadie se acordó de nosotros porque se jugó muy bien”.

Para forzar el quinto hay que presionar mucho más Teruel, como el propio capitán subraya: “Esto es como en cualquier deporte, si un equipo va ganado, tiene dos o tres puntos por encima, todo sale más fácil; nosotros en ningún momento apretamos ni les hicimos sufrir ni siquiera por un set, y así cualquier equipo juega; uno que va con cuatro puntos le va a más fuerte al saque, va a jugar más fácil en ataque… hay que llevarles a las sensaciones de que el hombre tiembla, que los nervios aparecen, que se empieza a sufrir… porque empezamos el segundo partido con 3-7 y con 4-8 y les regalamos puntos que para ellos es muy fácil, pero si les ponemos nerviosos y empezamos a darle a la pelotita… ellos tampoco son súper estrellas, pero si no los llevaos a ese nerviosismo, así juega cualquier personal, así cualquiera tira, ataca y va fuerte, ahora, si los llevamos al 20-20 y 21-10 para nosotros, y la afición tira, van a tener problemas, porque ni son tan buenos ni nosotros tan malos ahora.