superliga masculina de voleibol
Confianza en los suyos

Admiración de Berenguel a Vecindario ACE Gran Canaria

El entrenador de Unicaja Costa de Almería ensalza el potencial de los canariones en vísperas de viajar a la isla para seguir avanzando con paso firme en la fase regular, feliz con el buen arranque de su equipo


| noticias

Ya toca el segundo del año, después de que en el primero no cupiesen dudas sobre la mejoría en la concentración ahorradora. Lo dijo el capitán Almansa y lo reafirma el técnico Berenguel, que a su vez igualmente se alinea con Enrique de Haro, como es lógico, sobre la predilección de ‘entrenar compitiendo’. Puede que el más claro de los ejemplos llegue precisamente este sábado en Vecindario, lugar de merecida ‘mala fama’ por lo complicado que resulta ‘pescar’ allí. Insiste en ello el entrenador de Unicaja Costa de Almería: “Cada equipo en su casa se hace más fuerte, sí, cada uno en su casa es mejor, pero Canarias más a pesar de que no es un pabellón que se llene, no va mucho público, es verdad; Vecindario juega allí muchísimo mejor, se crece, es un pabellón grande, muy alto, y eso supone que para referencias necesitas tiempo para adaptarte a él, por eso es difícil jugar, y ellos lo hacen muy bien”.

Toda la expedición blanquiverde es consciente de medirse a un auténtico equipazo, con varios ex de la entidad almeriense en sus filas. Además, está el momento en el que llega el choque, lo que matiza el entrenador: “Ese equipo está dolido por no haberse clasificado para la Copa del Rey cuando claramente puede estar entre los seis primeros, sin duda”. A la motivación extra suma la calidad: “Es muy completo en todo, tienen a Moisés por el centro, viejo conocido, que está hecho un animal, Javi Sánchez cada día sabe más estar en el campo, más maneras de colocador, y físicamente está hecho un toro, tiene un opuesto no muy alto, pero que salta como un gamo y le mete a la pelota fuerte, y con habilidad, tiene los otros dos centrales entre los que puede jugar cualquiera, por cuatro incorporación de Monfort con Hister para un buen tándem por punta, más Arabisen, que aquí nos puso las cosas muy difíciles…, Ruimán tiene un saber estar y la experiencia de llevar toda la vida… es un equipo muy completo, muy compensado, que tiene las cosas claras y que sabe lo que hace, todo por Sánchez Jover, que lleva esto como el que lo inventó”.

Manolo Berenguel reitera lo de “muy fuerte y muy compensado”, más incluso con “la referencia en ataque de Javi Monfort, al que cabe sumar su saque y al que hay que saber parar”. Como trasfondo, el primero de los tres tie-breaks de la temporada, allá por octubre: “Fue el principio de la fase regular y teníamos el partido más o menos controlado, pero nos complicamos nosotros; de aquello ha pasado ya mucho tiempo, no tienen nada que ver un partido con otro y encima jugamos en su cancha”. Y luego, la madurez adquirida: “Nosotros sabemos que cuando jugamos regular, cualquiera se nos sube a la chepa, y hay que intentar evitar esa situación; creo que poco a poco el equipo lo ha ido aprendiendo y ha ido reaccionando cuando van apareciendo estos destellos de mal juego o falta de intensidad, el propio equipo por si solo reacciona y creo que lo ha aprendido, así que espero que no pase más”.

Es por ello que el triunfo ante Melilla es mucho más valioso de lo que se puede creer a primera vista: “Recuerdo uno de los comentarios que le hice al equipo en el tiempo muerto que pidió Salim, que estábamos ahí ahí en el primer set, que nos estaban echando el pulso y que era el momento de apretar, porque apenas notasen presión del juego… pasó lo que pasó, que entre sus errores y que no bajamos el nivel, al final se reflejaron parciales amplios, y la parte positiva con la que me quedo es que nosotros no nos contagiamos y mantuvimos el juego en todas las facetas, incluso la gente que salió fría”. Sobre eso último “caben varias lecturas, como que no haya motivación por salir cuando el partido está tan controlado o que sí la haya por los deseos de ser siempre participativos, y se dio siempre la parte buena, todos salieron a un grandísimo nivel y no dejamos hacer absolutamente nada a Melilla”.

Prácticamente en todos los partidos ha hecho uso de todos los jugadores: “Todo se puede dar, igual que la temporada pasada teníamos más jugadores que eran más o menos participativos, este año no la tenemos así, mucho más corta; cuando yo era jugador he estado en plantillas que han competido en Europa con rotaciones, o cuando he tenido de entrenador a Piero se sabía que tenía su sexteto titular y que de ahí no se salía, lo jugaba todo, y el que quiera jugar, que se gane el puesto”. A Berenguel le parecen las dos opciones muy válidas: “Yo siempre me quedo con las mejores partes, o sea, que comprendo la postura de que hay que dar descanso y dar entrada a todos los jugadores, y también la de que juega el mejor cada momento de la temporada: particularmente lo afronto de la manera mejor posible”. Lo que sí es innegociable, y en ello se posiciona con Almansa, es la concentración: “Eso es fundamental, el jugador y el cuerpo técnico tienen que estar preparados siempre”.

De hecho, es rotundo a la hora de explicarlo: “Es verdad que algo que no concibo es tener un equipo que no esté concentrado o que tenga falta de actitud o intensidad; puedes hacer entrenamientos al 50% físicamente, pero que no falten ni la actitud ni la concentración, que siempre han de estar al 100%, como por ejemplo la exigencia física de un entrenamiento de recepción no es tanta como uno de bloqueo, o los que haya saltos, pero la actitud está claro que debe estar a tope, mentalmente muy metido en el trabajo, así que comparto absolutamente todo lo que dice Jorge”. En ese sentido, “está siendo una semana normal, teniendo la suerte de que tenemos un rival que en su casa juega muy bien, muy bien -reiterando-, y digo que tenemos la suerte porque empezamos el año de menos a más, y una salida así nos va a venir muy bien para ver cómo estamos nosotros”, argumenta para añadir que “la semana, dentro de los problemas que llevamos acarreando durante toda la temporada, en la que hay unas que más y otras que menos y esta a lo mejor es un poquito más, no va mal, y lo importante es cómo se llega al fin de semana y al partido”.

Respecto a lo referido de Enrique de Haro, con el que se entiende a la perfección, el míster igualmente es claro en la expresión: “Ojalá fuese una liga en la que se jugase miércoles y sábado; los entrenamientos son mucho más tranquilos, más pensando en cómo va a estar el equipo de cara al siguiente partido, midiendo bien cuándo vas a apretar y cuándo no, aprovechas rivales menos fuertes para probar cosas, aunque tenga su riesgo, pero es una parte muy atractiva, y como siempre he dicho, al final tenemos que jugar lo que nos toca, y si la temporada está hecha así, así la jugamos”. Sería perfecto llegar a los 15 partidos en dos meses exactos, “y si nos toca eliminatoria europea en torno a la Copa del Rey, como de hecho sucede, hay que estar preparados para eso y para todo lo que venga, y eso es justo lo que estamos haciendo nosotros; desde el cuerpo técnico pensamos que a final, siempre esto lo dice Piero, el deporte solo entiende de resultados, y por eso buscamos llegar en la mejor opción cuando te estás jugando algo”.

Noticias relacionadas