Optimizado para Google Chrome y Mozilla Firefox

Lunes, 01 Mayo 2017

facebook_bottom Twitter_bottom instagram_bottom2 youtube_bottom

Sábado de resurrección y a tres escalones de la gloria

15-04-17_Unicaja_pasando_a_la_final_en_Ibiza

(0-3) Exhibición de saque y bloqueo de un Unicaja Almería muy superior a Ushuaïa Ibiza Voley en Es Viver para cerrar por la vía rápida la semifinal de la Superliga tras haber sufrido mucho en casa

El viernes y el sábado se vivirán los dos primeros partidos por el título en la final frente a Ca’n Ventura, que venció por 2-3 en Los Planos a CV Teruel, dejando a los aragoneses fuera tras ocho años seguidos

Será una serie inédita, pero a la par seguramente esperada. Medirá al primero y al segundo de la fase regular, a Unicaja Almería y a Ca’n Ventura, ambos con ‘pase rápido’ a una final que arrancará en seis días. No ha sido fácil para ninguno de los dos dado el alto nivel de Ibiza y Teruel como rivales respectivos, pero el equipo almeriense permanece y ve pasar a otro adversario más al plantarse nada menos que por undécima vez consecutiva en la pelea definitiva por el título. Se quiere la docena, que sacaría la doble espinita de Supercopa y Copa del Rey, y que sería tomar la revancha ante los palmesanos, verdugos en el ‘torneo del KO’. Ante Ushuaïa en Es Viver regresó la mejor versión ahorradora.

Se puede decir que Unicaja Almería entra lanzado a la final, habiendo recuperado las sensaciones positivas tras cuajar un partido en el que no se dio opción alguna a los de Marcelo de Stefano. La labor colectiva, una vez más, fue la clave, pero en ataque destacó el poderío anotador de Juanmi González y sus 17 puntos, seguido muy de lejos por Raúl Muñoz y sus 11 tantos. El bloqueo, un arma mortífera en esta ocasión debido al gran saque, se repartió mucho, con Parres haciendo 3 puntos como más destacado. En servicio, tres aces firmó Juanmi González, que además adoró su partido con un 65% de acierto en ataque. La distribución de Io de Amo de nuevo hizo que la sinfonía verde fuera completa.

Comenzó muy animoso el equipo más necesitado, el local, que tenía la obligación de ganar si quería volver a vestirse de corto el domingo. De hecho, y tras un tuya-mía de centrales, Parres y Valencia y el 1-1 en el marcador, la renta de Ibiza fue de cuatro puntos con un 6-2 y un 8-4 que fueron un espejismo por la aparición de la calidad de Juanmi González. El onubense se levantó por punta inapelable y entró al saque para hacer dos aces y forzar otros dos puntos más. Con la remontada (8-9), Marcelo de Stefano pidió tiempo y paró a Juanmi, pero Unicaja es más que un solo jugador y apretó para, con un ace con suerte, al tocar red y caer como una losa, de Borja Ruiz, parar el partido con el 9-12.

Ronchi quiso mantener a su equipo, pero Mario Ferrera fintó el 10-13. Casi todo el ataque ibicenco era en segundas opciones, gracias al gran trabajo defensivo de los verdes con acciones espectaculares capitaneadas por Toni Llabrés. Alemão bloqueó el 11-15 tras un saque tremendo de Ferrera, que otra vez provocó el 11-16 y otro tiempo del técnico local. Parres en uno contra uno contra Valencia hizo el 12-17, y Borja Ruiz repitió acción para el 12-18. Era ya imparable la marcha de los ahorradores, que entraron en la recta final con una diagonal de Juanmi González (14-20). Con el onubense al saque, Ferrera calcó la diagonal y precipitó un final al que acercó un gorro impresionante de Borja Ruiz.

El 17-25 con el que acabó el primer set fue, en sensaciones, continuado en el segundo. De hecho, Mario Ferrera bloqueó en un uno contra uno, y siguió Parres igual, ello gracias al saque de Io de Amo. Esto, unido al error pitiuso, dio a la fuga a Unicaja (1-4) para tiempo de De Stefano. Revivió Ushuaïa Ibiza Voley, pero cada vez que se colocaba a un punto resurgía la calidad verde, como un segundo toque de Io de Amo con el 5-6 o un a pipe de Juanmi con el 8-9. Hacía la goma el cuadro local, que con Raúl Muñoz y un ace logró completar su remontada y parar el partido con 12-11. Otra vez fue un espejismo, porque aparecieron los centrales y devolvieron la delantera a Unicaja para no dejarla más.

Los tanteos favorecían a los de Piero Molducci (12-15 y 14-17), pero había que dar un paso más para evitarla siempre peligrosa reacción ibicenca. Así fue, y el argentino tuvo que pedir otro tiempo con 14-18 tras un ataque fuera e un errático Ronchi. Fue Raúl Muñoz el que quiso resistirse, y sin embargo el equipo verde avanzó firme con la calidad de Ferrera poniendo el 15-20. Con 17-22 el sevillano entró al saque y Alemão bloqueó otro punto, cerrando el brasileño la manga con un ataque potentísimo por zona dos tras un saque magnífico de Parres que provocó un contraataque (17-25). El partido estaba encarrilado, pero aún estaba en la memoria la lucha tremenda en el Moisés Ruiz.

Por ello se empezó muy fuerte, con una diagonal de Ferrera. El partido se fue al mismo 1-4 del anterior set e igualmente se pidió tiempo pitiuso que dio la impresión de no afectar lo más mínimo a Juanmi. Al tiempo técnico se debería haber llegado con 8-12, pero no se paró el partido y se dejó sacar a Ferrera, resolviendo un penalti Ignacio Sánchez para el 9-12 con el que sí se detuvo el choque. El punto se quedó en el marcador, pero dio más alas a los de Molducci y , Parres y Juanmi hicieron que De Stefano pidera tiempo. Se entró en la recta final con todo controlado (13-20), avanzando hacia la final. Hubo tres pipes de Raúl Muñoz como último estertor, y Parres se hizo gigante. Cerró Ferrera con un ace.

FICHA TÉCNICA

Ushuaïa Ibiza Voley (0): Raúl Muñoz (11), Ignacio Sánchez (2), Jean Pascal (6), Valencia (6), Salerno (6) y Ronchi (8), más Víctor Sánchez (líbero). También jugaron Cristian López (-), Borges (1) y Giraco (-).

Unicaja Almería (3): Mario Ferrera (9), Miguel Ángel de Amo (1), Borja Ruiz (9), Manuel Parres (10), Juanmi González (17) y Alemão (9), más Toni Llabrés (líbero).

Parciales: 17-25 (27’), 18-25 (26’) y 18-25 (21’).

Árbitros: Juan Mario Bernaola (Valencia) y Francisco Ortega (Valencia)

Incidencias: Tercer partido de la semifinal de la Superliga Masculina de voleibol disputado en Es Viver ante unos 400 espectadores aproximadamente. El choque comenzó con un ligero retraso por un apagón en el recinto ibicenco.

 

Colaboradores

hla_mediterraneo diario_de_almeria godeporte halcon_viajes Hotel_avenida ideal jgonzalez Imprenta_M3 ortopedia_oliva qvision r_pino ranyel Alcazaba_Resonancia