Optimizado para Google Chrome y Mozilla Firefox

Martes, 23 Mayo 2017

facebook_bottom Twitter_bottom instagram_bottom2 youtube_bottom

Equipo y afición se citan en Leganés para la undécima

16-02-17_Guille_Carmona_con_el_grupo

Unicaja Almería no estará solo en el Pabellón Europa en la defensa de su título de la Copa del Rey, ya que la hinchada verde se moviliza y el club facilita el viaje atendiendo a las personas interesadas en acudir

Guille Carmona se dispone a vivir su sexta fase final como miembro del staff técnico ahorrador, recuerda que el torneo del KO significa presión y advierte de que los ahorradores quieren su “recompensa”

Ha sido mucho el trabajo acumulado hasta ahora, y lo sabe muy bien todo el que ha vivido el día a día desde dentro. La Copa del Rey está a una semana vista y el campeón quiere retener su corona sabiendo que hay que cambiar el chip: “Distinto a lo vivido hasta ahora porque en la fase regular estábamos más tranquilos, sin la presión que es evidente que exige la Copa del Rey al tener que ganar para poder seguir adelante, cada día un partido diferente en el que tienes que dar lo máximo, en el que te la juegas de principio a fin, y si pierdes te vas a casa”. Guille Carmona va a por su sexta experiencia copera, habiendo salido victorioso en dos de las cinco vividas hasta ahora. Lo tiene claro: “Todo trabajo merece su recompensa”.

El estadístico y diseñador del club recuerda que “se lucha para ello, se trabaja cada día para poder conseguir estos objetivos”. No se es campeón por casualidad, y se han acumulado méritos suficientes para justificar el sueño: “Es verdad que estamos todos con muchísima ilusión y que necesitamos esta recompensa que todos queremos, los dos títulos que nos queda”. No hay vuelta atrás: “Ya no hay tiempo para relajarse, Copa del Rey, en seguida los últimos partidos de la fase regular y posteriormente la fase final con los play off, así que ahora es el momento de luchar por ello y conseguir los títulos”. El primero es especial: “La Copa es una experiencia muy bonita, hay que vivirla”.

La mejor definición que da Carmona es la de las relaciones personales y la ilusión compartida: “Es el lugar en el que se reúnen los mejores equipos que hay ahora mismo en la competición, donde se respira voleibol, donde todo el mundo tiene la misma ilusión y las mismas ganas… para los aficionados es algo de lo que pueden disfrutar, de los mejores jugadores y de compartir esa ilusión que tiene cada uno con las hinchadas de los demás equipos”. La deportividad ante todo, y que gane el voleibol porque “seguro que el pabellón de Leganés se llenará”. Por su parte, “son reencuentros, aprovechas para juntarte con los que has coincidido o conoces por la rivalidad que hay cada año, un café, compartir experiencias del día a día”.

Insiste en que “el equipo llega ilusionado, todo el mundo quiere ganarla, resarcirse de la Supercopa aunque eso ya ha quedado atrás”. Es lo que tiene aspirar a todos los títulos año tras año: “Hay tres competiciones y vamos a por la segunda, que la llevamos preparando hace varias semanas con las cargas física y mental, y que lo culminaremos ahora con una prueba definitiva en Ibiza para ver nuestro nivel”. La Superliga aprieta hasta el último momento, pero el vestuario cierra filas: “Tenemos muchas ganas de ganar, el ambiente es muy agradable, nos llevamos todos genial y es una familia en la que todos tenemos los mismos objetivos y vamos a luchar por ellos”. La senda está marcada y en gran parte recorrida.

Después pasarán muchas cosas en un torneo impredecible: “Gana un poco todo, números y sensaciones, porque todo influye a la hora de ganar el partido, influye conocer al rival, conocerte a ti mismo para plantear el partido, influyen las ganas que tenemos todos de ganarla, y es que podemos tener un buen planteamiento, pero si no está la tensión que tenemos que tener, esas ganas de luchar del equipo que hay que tener, no sirve de nada, así que tenemos que dar lo máximo siempre, con actitud”. Por ahora las cosas salen: “La liga es verdad que nos está saliendo bien, demostrando que estamos trabajando muy bien y que esto es la regularidad que hay que tener en la competición”. Pero para Carmona no es suficiente.

Sabe por experiencia que “todo esto luego puede no servir de nada, ni el tener factor cancha, la moral muy alta por conseguir victorias… por ejemplo, en la Copa tienes un partido malo y te vas a casa, o llega el play off y te relajas y te vas fuera, así que esta regularidad hay que mantenerla hasta el final, lo que se consiga en la primera fase es una victoria, pero no algo definitivo; ahora llega el trabajo duro y vamos a por todas”. Se sigue por Ibiza, un equipo “duro que se quedó segundo en la primera vuelta y se metió por méritos propios en semifinales de Copa, muy compensando, con referencias como Raúl Muñoz y Ronchi en ataque, que tiene a un gran colocador como es Ignacio Sánchez, almeriense”.

A Guille Carmona no le cabe la menor duda de que “luchará por la victoria y dará muchos problemas este sábado, estando en su casa, un pabellón difícil en el que juega muy bien el equipo local y en el que al rival siempre le cuesta más, pequeño, la afición anima mucho y está muy encima, incomoda el saque y mete mucha presión, pero insisto en que es una primera prueba antes de la Copa del Rey y tenemos que demostrar que estamos en un buen momento de forma y que vamos a llegar con el máximo potencial que tenemos”. Eso es decir mucho cuando se habla en clave blanquiverde, aspirante a todos los títulos y favorito también en todos ellos, siempre con el máximo respeto a los rivales.

Viaje a Leganés

La ilusión a la que tantas veces se ha referido Guille Carmona es la compartida por la afición ahorradora, que tiene al club a su disposición para poder disfrutar en primera persona de la Copa del Rey. En ese sentido, Unicaja Almería, siempre que haya el número mínimo de personas interesadas, contratará a su cargo un autobús que saldrá el sábado 25, día de la semifinal, a las 8.00 horas camino de Leganés desde la zona de aparcamiento del Moisés Ruiz. El regreso está previsto para el día siguiente, domingo 26, y el horario dependerá de si se disputa la final o se queda apeado de ella. Si se jugara, la vuelta a Almería sería tras el partido, en torno a las 19.30 horas, y si no, la partida está fijada para las 13.00 horas.

Eso supone hacer noche en Leganés, cuyo gasto correrá a cargo del aficionado, además de las comidas y el precio de las entradas. El club pone gratis el autobús para desplazarse. Como referencia para la afición, sí se dispone de una oferta hotelera muy asequible en régimen de alojamiento y desayuno en habitación doble y también se sabe que el precio máximo total de las entradas es de 15 euros, 5 de ellos para la semifinal y 10 más para la final. Las personas interesadas deberán indicar su nombre, edad, DNI y si están o no interesados en que el club les busque alojamiento. Será requisito para apuntarse que ingresen de manera anticipada el importe de las entradas. Toda la información detallada se ofrece a través del mail Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla o del teléfono 950 620730.

 

Colaboradores

hla_mediterraneo diario_de_almeria godeporte halcon_viajes Hotel_avenida ideal jgonzalez Imprenta_M3 ortopedia_oliva qvision r_pino ranyel Alcazaba_Resonancia