Optimizado para Google Chrome y Mozilla Firefox

Lunes, 25 Septiembre 2017

facebook_bottom Twitter_bottom instagram_bottom2 youtube_bottom

Amor correspondido entre Piero Molducci y Andalucía

14-02-17_Piero_Molducci_mejor_entrenador_galardon

El técnico de Unicaja Almería es reconocido como Mejor Entrenador de 2016 en la gala de la Federación de Periodistas Deportivos de la comunidad autónoma, siendo el primero que lo consigue en voleibol

El italiano se mostró muy agradecido por el galardón al tiempo que se encargó de dejar muy claro que ha elegido Almería “porque la calidad de vida no tiene precio” y por el reto de formar un equipo campeón

Fue mediado el gran evento cuando su conductor, Fernando Díaz de la Guardia, periodista de Canal Sur, comenzó a contar algunos detalles que definen a Piero Molducci más allá del rotundo éxito deportivo del triplete de la temporada pasada. Todo el Auditorio Príncipe de Asturias de Torremolinos, incluidos el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, así como la directora general de Actividades y Promoción del Deporte de la Junta, María José Rienda, escuchó atentamente el amor de este italiano por Andalucía. Fue Rienda precisamente la que accedió al escenario antes de que se proyectara un vídeo con imágenes del técnico de Unicaja Almería en plena acción.

Acto seguido, Molducci subió a las tablas y la directora general le hizo entrega del galardón que le reconoce como Mejor Entrenador de Andalucía en el pasado año 2016, nombrado como tal por parte de los periodistas deportivos andaluces. Tras el posado oficial llegó el momento de que su ‘tierra de adopción’ escuchara de su boca lo que predica fuera, en Italia sobre todo, y lo que demuestra con muchos hechos, como el de haber montado un restaurante con la cocina italiana auténtica. A Piero le sobrevino un enamoramiento absoluto la primera vez que entrenó al equipo, allá por el año 2004. Fue una temporada nada más, y en ella ganó la Superliga, pero le caló muy hondo el estilo de vida andaluz.

“Siempre llevaba a Almería en mi corazón”, aseguró al ser entrevistado. Y es que no es cuestión de dinero, sino de “calidad de vida”, la que ha encontrado en el sur de España y que le hace ser uno más de nosotros: “Me gusta la gente, me gusta la comida, me gusta el clima… estoy feliz aquí y mi familia también y eso es muy importante para mi”. Podría estar entrenando en cualquier liga del mundo, pero sin embargo hace mucho mejor a la Superliga Española no solo con su participación en la misma sino con la formación que hace de muchos jugadores que después saltan de Unicaja a otros equipos: “Eso me gusta menos, pero no se puede hacer nada, así que cada año toca formar un nuevo equipo campeón”.

Con merecida fama de duro en los entrenamientos, los jugadores quieren ponerse en sus manos para mejorar su técnica individual y hacerse más completos, ya que igualmente aprenden a ‘leer el juego’ de un modo más efectivo: “De los cinco primeros colocadores de la Superliga, todos han pasado por mí”. Ama el voleibol formativo, y en ello se centra temporada tras temporada, con el añadido de que no se conforma, sino que además alcanza algún título cada año. Lo que sucedió el curso pasado “sucede una vez en la vida, o dos”. El triplete se debió a que se jugó a un muy alto nivel y a que acompañó la suerte, pero en su caso todo se entrena, hasta el más mínimo detalle de los que en el vóley pueden dar la victoria.

Es el primer técnico de este deporte que se convierte en el Mejor Entrenador de Andalucía tras las 16 ediciones anteriores, así que tiene un doble mérito que Molducci sabe valorar en su justa medida: “Estoy muy contento, y compartir el acto con tanta gente buena, con grandes deportistas, me hace incluso más feliz”. Uno de ellos era Víctor Fernández, reconocido en el apartado Gesta Deportiva por alzarse por segunda vez como Campeón del Mundo de Windsurf modalidad Olas. El rider de El Ejido no solo recibió su premio, sino que Ramón Sedeño, presidente del Club Voleibol Unicaja Almería, le entregó una camiseta del triplete y le presentó su admiración: “Es un orgullo tener a un gran campeón como Víctor”.

El mandatario verde acompañó a Molducci al acto de Torremolinos no solo como el máximo dirigente de la entidad ahorradora, sino como amigo personal de Piero y como amante del deporte andaluz. No pudo producirse el encuentro con otro almeriense más también reconocido, con Jairo Ruiz, puesto que sus obligaciones como deportista de élite le impidieron desplazarse de Madrid, donde reside, a la ciudad malagueña, si bien de igual modo Sedeño quiso reconocer su “valía extraordinaria”. El caso es que el triatleta formó parte de la categoría Andaluces de Oro, en la que se reconoció a los atletas paralímpicos medallistas en Río de Janeiro el pasado verano. Jairo fue histórico bronce en su dura modalidad.

En cuanto a otros premiados, junto a él, Andaluces de Oro fueron Álvaro Varela, José Manuel Ruiz, Jesús Romero, Alejandro y Pablo Zarzuela, y Alfonso Cabello. La Andaluza de Oro fue la gimnasta Lourdes Mohedano. El Equipo Líder fueron el Sevilla FC y el Conquero de Huelva, el Campeón Histórico recayó en Alfonso Queipo de Llano, el Valores Humanos se fue para Alhambra Nievas, el Esfuerzo Deportivo se dio a Marcelo Rosado, el Mejor Futbolista a Sergio Rico, y en las Gestas Deportivas, junto a Víctor Fernández estuvieron Ciudad de Málaga y Clínicas Rincón de balonmano playa, el CD Sordos, el Recreativo IES La Orden, Josué Brachi, Damián Quintero y Rubén Ruzafa.

 

Colaboradores

hla_mediterraneo diario_de_almeria godeporte halcon_viajes Hotel_avenida ideal jgonzalez Imprenta_M3 ortopedia_oliva qvision r_pino ranyel Alcazaba_Resonancia